Calp roza las 6.000 viviendas de alquiler turístico y frena que copen los bajos comerciales

El pleno suspende las licencias para dar uso de alquiler vacacional a las plantas bajas y advierte de que peligra incluso el comercio tradicional

Una grúa para la construcción de un chalé de lujo y, al fondo, el Penyal d’Ifac. | A. P. F.

Una grúa para la construcción de un chalé de lujo y, al fondo, el Penyal d’Ifac. | A. P. F.

Alfons Padilla

Alfons Padilla

El alquiler turístico toca suelo en Calp. Literal. Llega a las plantas bajas. Es más rentable convertir los locales comerciales en viviendas de alquiler vacacional que mantener los comercios de toda la vida. Las franquicias y las viviendas turísticas están copando los locales. Desaparecen las tiendas tradicionales y se tensiona todavía más el mercado inmobiliario. El negocio del alquiler turístico lo está cambiando todo. Mientras, el alquiler residencial está imposible, por las nubes.

De ahí que el departamento de Planificación Urbanística se ponga manos a la obra. Está rumiando una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para regular el uso residencial turístico en las plantas bajas. Pero, como la realidad va más deprisa que los trámites, el pleno de hoy suspenderá en todo el término municipal las licencias para dar uso vacacional a las plantas bajas.

Calp es el tercer municipio de Alicante tras Benidorm y Torrevieja con más viviendas de alquiler turístico"

La propuesta que va a pleno incide en que ese crecimiento sin freno del alquiler turístico provoca que aumente el precio de los locales y dificulta la implantación del comercio minoristas. Los bajos solo están al alcance de las grandes cadenas comerciales y las franquicias.

Edificio de primera línea de playa con varios carteles de "se alquila" en los balcones

Edificio de primera línea de playa con varios carteles de "se alquila" en los balcones / A. P. F.

En Calp, el alquiler vacacional no tiene techo. Este municipio es el tercero de la provincia de Alicante tras Benidorm y Torrevieja con más viviendas dedicadas a este uso. El parque residencial está distorsionado. Hay 10.000 primeras viviendas y 16.000 segundas residencias de las que casi 6.000 son de alquiler turístico. En 2022, Calp ya contaba con 5.267 casas y apartamentos dados de alta en el registro de alquiler turístico. El concejal de Urbanismo, Juan Manuel del Pino, ha comentado en alguna ocasión que en los últimos meses se ha producido una oleada de nuevas viviendas de vacaciones. En los últimos cuatro meses, se han dado de alta otros 450 alojamientos de alquiler turístico. El 21 % de las viviendas del municipio se dedican a esta floreciente actividad.

Centro urbano, "huérfano" de usos públicos

El acuerdo que hoy se tomará en pleno subraya que «la desaparición del tejido comercial en locales situados en planta baja transformándolos en espacios de vida privada deja huérfanos de usos públicos atrayentes a áreas sensibles como pueden ser determinadas zonas del casco urbano». El comercio tradicional ya está tocado y ahora solo falta que ese huracán de la vivienda turística termina borrando del mapa las últimas tiendas de pueblo.