Benitatxell avisa de que el agua se está salinizando y podría dejar de ser potable

El pozo de Senija del que se abastecen Teulada y Benitatxell presenta diez veces más sal que lo habitual

El agua del grifo es apta para la higiene, pero se está esperando el resultado de unas analíticas para saber si hay que pedir a la población que no la beba

El núcleo urbano del Poble Nou de Benitatxell

El núcleo urbano del Poble Nou de Benitatxell / Levante-EMV

Alfons Padilla

Alfons Padilla

El día que volvió la lluvia a la Marina Alta (un chaparrón de 40 litros/m2 que no sirve para aliviar la sequía) han empezado a salir a la luz los primeros problemas de suministro de agua de un verano que se presume crítico en cuanto a los recursos hídricos. El ayuntamiento del Poble Nou de Benitatxell ha difundido un comunicado en el que avisa de que el agua del grifo tiene exceso de sal y podría dejar de ser potable.

El consistorio está a la espera de unas analíticas de Hidraqua, la empresa que lleva el suministro del consorcio de Teulada Moraira y Benitatxell, para saber si debe establecer limitaciones en el uso del agua que llega a las casas. "Limitaciones que, de existir, solo serán derivadas de la presencia de sal. No existe ningún elemento patógeno ni tóxico para los usos permitidos", aclara el ayuntamiento, que recalca que el suministro se puede utilizar sin problemas en la higiene personal y en los usos domésticos. Las restricciones, de ser necesarias, afectarán al consumo, es decir, que se pediría a los vecinos que no bebieran agua del grifo ni cocinaran con ella.

Intrusión marina en los acuíferos

El consistorio ha informado claramente de la situación del suministro. La sequía afecta a los acuíferos. La situación es "muy seria". Los parámetros que miden la sal han subido mucho. Ahora mismo el agua de la red presenta 200 mg/litro de sodio y 250 mg/litro de cloruro. Es consecuencia de que los acuíferos de los que se extrae el suministro de Benitatxell están sufriendo la intrusión de agua del mar. El pozo de Senija, el principal del consorcio de Teulada Moraira y Benitatxell, "presenta un contenido de sales diez veces mayor que su valor habitual y cinco veces mayor que su valor histórico de sales".

Temporada turística y más demanda de agua

Y esto ocurre cuando comienza la temporada turística y aumenta la población y la demanda de agua. "Nuestras plantas desaladoras no tiene capacidad para eliminar el exceso de sal que actualmente tenemos en los pozos, pese a que el Consorcio de Aguas de Teulada Benitatxell ha aprobado ejecutar obras por un importe superior a los tres millones de euros para resolver estos problemas. Los trabajos no estarán acabados hasta 2025 debido a su complejidad técnica".