Una promotora pide licencia para construir una mole de 85 apartamentos turísticos en la costa virgen de Benissa

La empresa ha cambiado su proyecto de un hotel de 76 habitaciones y 9 villas de lujo por otro urbanísticamente más agresivo con 7 bloques para alquiler vacacional y 6 adosados

Los 55.000 metros cuadrados del Tossal de l'Asprar (Patmore) incluyen una microrreserva de flora con la especie vulnerable jarilla de cabeza de gato (Heliantemum caput-felis)

El proyecto incumpliría las normas de protección de litoral e incluso podría estar caducado ya que el antiguo urbanizador no lo ha desarrollado en 40 años

Los apartamentos turísticos y los adosados se construirían en la última costa virgen de Benissa

Los apartamentos turísticos y los adosados se construirían en la última costa virgen de Benissa / A. P. F.

Alfons Padilla

Alfons Padilla

Nuevo órdago urbanístico en Benissa. Si hace algo más de un año la promotora Benissa Nature jugó fuerte para tratar de sacar adelante su proyecto de construir un hotel de lujo de tres alturas y 76 habitaciones y 9 villas exclusivas en los 55.000 metros cuadrados del Tossal de l'Asprar (la zona se conoce también como Patmore, apellido de la familia de la aristocracia británica que compró estos terrenos), ahora esa misma empresa ha pedido licencia para construir un complejo urbanísticamente más agresivo.

Esos terrenos son un tesoro. Son el último trozo virgen del litoral de Benissa (uno de los pocos que quedan sin construir en el litoral valenciano). Forman parte de una costa, la de Pinets, de gran valor natural y paisajístico.

El proyecto que ahora la mercantil ha presentado (incluso lo anuncia en su página web) ya se deja de florituras arquitectónicas y se lanza de cabeza al negocio del alquiler turístico. La promotora ha pedido licencia para levantar siete bloques de 4 alturas con 85 apartamentos turísticos y 6 adosados con piscina individual cada uno.

Los portavoces de Compromís y de CIBE, Mari Carme Ronda e Isidor Mollà, han desvelado el nuevo órdago urbanístico

Los portavoces de Compromís y de CIBE, Mari Carme Ronda e Isidor Mollà, han desvelado el nuevo órdago urbanístico / A. P. F.

Hace un año el pleno suspendió licencias en este tramo litoral para tratar de salvarlo y preservar su belleza natural y paisajística. El acuerdo de pleno también obligaba a impulsar una modificación del PGOU de 1982 para blindar esta costa ante posibles tentaciones de llenarla de hormigón. Aquel acuerdo se ha ido al limbo. Así lo han denunciado esta mañana la portavoz de Compromís, Mari Carme Ronda, y el portavoz de CIBE y exalcalde, Isidor Mollà. Han revelado que el actual gobierno local (el PP tiene mayoría absoluta) ha dejado caducar la suspensión de licencias. También han enumerado las irregularidades que ya han trasladado en dos escritos al alcalde, Arturo Poquet, y al arquitecto municipal.

El anterior proyecto del hotel y las villas de lujo

El anterior proyecto del hotel y las villas de lujo / Levante-EMV

Según estos portavoces no hay encaje legal para urbanizar este pulmón verde de la costa de Benissa. Allí existe una microrreserva de flora. Una de las especies botánicas que brota es la planta vulnerable jarilla de cabeza de gato (Heliantemum caput-felis). Se han catalogado diez especies de flora de gran valor natural. Además, este litoral forma parte del LIC Penyal d'Ifac.

"Corrupción política"

Isidor Mollà ha sido claro. "Lo que se quiere hacer allí es corrupción política. Es una atrocidad. Si el alcalde lo permite, iremos a la vía penal", ha denunciado. Ha criticado también el "oscurantismo" de Arturo Poquet. "Siempre que el PP ha tenido mayoría absoluta en Benissa se han intentado hacer pelotazos", ha afirmado.

También ha subrayado que Benissa no puede perder la oportunidad de recuperar esa costa para uso público y dar así más valor a un proyecto tan emblemático como el del Paseo Ecológico Litoral.

Mientras, Mari Carme Ronda ha detallado todas las irregularidades en las que incurriría este proyecto. Ha recordado que el agente urbanizador del Plan Parcial de la Fustera (un instrumento urbanístico de 1978) era Patmore Investmets. Ahora, después de más de 40 años, ese plan parcial estaría más que caducado. Además, ha enfatizado la portavoz valencianista, es imposible que un tercero (Benissa Nature) venga de nuevas y se convierta en agente urbanizador.

También ha recordado que un informe que el arquitecto redactó en 2017 concluía que este suelo no tiene servicios urbanísticos y su condición es la de "estado básico de suelo rural". Ha apuntado que el Consell, cuando Benissa estaba redactando su Plan Estructural, fue contundente y dijo que esta franja litoral debía protegerse. "No podemos malbaratar nuestro paisaje natural ni nuestro medio ambiente", ha advertido, y también ha recalcado que el Plan Especial de Protección del Litoral que Benissa aprobó en 1998 da base legal para evitar este proyecto urbanístico.

La portavoz de Compromís ha asegurado que este proyecto "incumple gravemente" todas las normativas urbanísticas. Ha señalado que el ayuntamiento tiene la sartén por el mango e incluso podría imponerle al urbanizador una multa de hasta 1,5 millones de euros.

Mari Carme Ronda e Isidor Mollà han precisado que han encargado un informe jurídico y que ya se lo han trasladado al alcalde. Han avanzado que ese documento aporta "armas" para impedir que Benissa pierda esta costa virgen. También han coincidido en que el consistorio no tiene que pagar indemnizaciones y que, con la ley en la mano, puede salvar este litoral y garantizar su protección.

Suscríbete para seguir leyendo