Hallan en la Casa Bolufer de Xàbia una lápida funeraria de tosca del siglo XVIII

La estela lleva inscrito el nombre de Carlos Trilles, un rico terrateniente al que se dio sepultura en la iglesia gótica

La inscripción de la lápida del siglo XVIII

La inscripción de la lápida del siglo XVIII / Levante-EMV

Alfons Padilla

Alfons Padilla

El primer tesoro de la Casa Bolufer ya ha salido a la luz. Hace nada empezaron las obras de rehabilitación de esta histórica mansión de la burguesía de la pasa. Está en el corazón del casco antiguo de Xàbia. Se lleva a cabo un exhaustivo seguimiento arqueológico. Y ha llegado el primer gran hallazgo. Los arqueólogos han encontrado una lápida funeraria de forma cuadrangular (72 por 66 centímetros) de piedra tosca y en la que se lee la inscripción: "AQUI YACE CAR / LOS TRILLES / MURIO E L DIA / 18 DE AGOSTO / A Ñ O 176?". La última cifra está borrada.

La lápida funeraria de tosca hallada en la Casa Bolufer

La lápida funeraria de tosca hallada en la Casa Bolufer / Levante-EMV

Carlos Trilles fue un rico terrateniente xabienc. Aparece en la obra sobre la heráldica de Xàbia del Barón de San Petrillo. Carlos Trilles i Andrés nació en 1724. No se sabe la fecha de su muerto, pero ahora, con el hallazgo de la lápida de piedra tosca, ya se puede situar en la década de los 60 del siglo XVIII.

Este potentado de Xàbia tuvo dos sepulturas, una en la iglesia gótica de Sant Bertomeu, situada ante la capilla de la Mare de Déu del Roser, y otra que se hallaba en el centro del mismo templo. Las obras de repavimentación de la iglesia fortaleza, realizadas en 1884, provocaron que muchas de las sepulturas se taparan, destruyeran o, como en este caso, se recuperaran y reutilizaran en otras construcciones.

Rehabilitación y futuro hotel

Los trabajos arqueológicos forman parte de la primera fase de la rehabilitación de la Casa Bolufer, una construcción de gran valor histórico que ahora se transformará en hotel. La intervención arqueológica la dirige Jordi Blázquez.