Rescatan exhaustos y con síntomas de insolación a dos hermanos menores de edad que recorrían en kayak la costa del Tangó de Xàbia

Los sanitarios de la Cruz Roja también atendieron a la madre, que se lanzó al mar y llegó nadando a tierra para pedir ayuda

Un sanitario de la Cruz Roja remolca con la moto de agua y la ayuda de otros bañistas el kayak al puerto

Un sanitario de la Cruz Roja remolca con la moto de agua y la ayuda de otros bañistas el kayak al puerto / Levante-EMV

Dramática jornada de kayak. Dos hermanos menores de edad estaban totalmente fatigados y presentaban síntomas de insolación. Ya no podían remar má. Su madre se lanzó al agua y llegó nadando a la costa para pedir ayuda. Ocurrió este domingo en la cala del Tangó de Xàbia. Los incidentes en kayak (por mala mar o por indisposición de los bañistas) son frecuentes en lo que va de verano.

Sobre las 10.45 horas, el Centro de Coordinación Provincial de la Cruz Roja movilizó a sus equipos en Xàbia para auxiliar a dos personas que recorrían en kayak la costa de la reserva marina del cabo de Sant Antoni y de la cala del Tangó. Tras acceder la moto de agua de la Cruz Roja, comprobó que se trataba de hermanos, un chico y una chica y ambos menores de edad. Estaban tumbados en el kayak debido a su malestar. Junto a ellos se encontraba un chico, que estaba por la zona y acudió a su auxilio mientras llegaba el operativo de rescate. A la vista del estado en que se encontraban, fueron remolcados por la moto de agua a la escollera del faro verde del puerto de Xàbia, donde fueron atendidos por los sanitarios de una de las ambulancias de Cruz Roja.

La madre llegó a nado a pedir ayuda

Mientras todo esto ocurría, otro sanitario del equipo atendió a la madre de los dos jóvenes, que se encontraba junto al restaurante Tangó. Ella también estaba en la excursión con el kayak y, a la vista del mal estado en que se encontraban sus hijos, se lanzó al agua para llegar a tierra firme y pedir ayuda.

La Cruz Roja movilizó la segunda ambulancia, por si era necesario atenderla.

Finalmente, tras una primera valoración sanitaria, los tres se encontraban exhaustos y muy mareados y al comprobar que la madre y la hija no mejoraban fueron trasladadas al centro de salud de Xàbia para valoración facultativa.