La holografía es una técnica avanzada de visualización que, a partir de un efecto óptico, permite ofrecer representaciones 3D de elementos en un espacio 2D. Según Global Market Insights, esta industria, de 331 millones de dólares en 2017, crecerá un 34% anual en el período 2018-2024. Tradicionalmente, el uso de hologramas se ha vinculado a disciplinas como la ingeniería, la biología, la publicidad o el arte, adoptándose también como herramienta contra la piratería y las falsificaciones. A medida que mejora su resolución y realismo, su potencial va desplegándose en campos como la medicina, la publicidad, el desarrollo de eventos y el diseño de interfaces avanzadas.

En el ámbito médico, la empresa española HoloDicom ha desarrollado soluciones holográficas basadas en realidad mixta con aplicaciones en diagnóstico por imagen (proyección 3D de la imagen médica), cirugía (visualización del interior del paciente) y formación médica (aprendizaje de las estructuras anatómicas en diferentes ángulos de visión sin necesidad de recurrir a cadáveres).

En el mundo del espectáculo, ha mejorado significativamente la puesta en escena de las funciones de telepresencia y empresas como Digital Domain, EyeIlusion o BASE Hologram ofrecen «resucitar» a artistas musicales como Michael Jackson, María Callas, Roy Orbison o Frank Zappa, posibilitando la difusión simultánea múltiple a escala mundial.

La holografía es también una fórmula original y efectiva de comunicación comercial. Algunos puntos de venta utilizan pantallas holográficas como recurso de marketing y publicidad, gracias al carácter atractivo e interactivo de esta tecnología. Buscan captar la atención y atraer a su público objetivo al establecimiento, proporcionar mayor información de producto e intensificar los tiempos medios de estancia.

La facilidad de interacción con hologramas tridimensionales sin necesidad de gafas ofrece aplicaciones muy interesantes. La empresa norteamericana Looking Glass Factory ha creado una pantalla de escritorio que permite interactuar con animaciones, modelos, diseños, etc. La compañía suiza WayRay ha diseñado Navion, sistema pionero de navegación holográfico para coches, con una avanzada interfaz de realidad aumentada y manejo mediante gestos; la información se integra en la zona de visión del conductor, permitiéndole concentrarse en la carretera para una conducción más segura. La empresa de juguetes Mattel ha desarrollado Hello Barbie Hologram, una proyección animada de la muñeca con un asistente inteligente de voz que responde a la frase Hola Barbie. El juguete puede informar sobre el clima, establecer recordatorios, indicar la hora, proponer actividades y cuenta con funciones como luz de noche o reproductor de música, superando las prestaciones típicas de un juguete.

El desarrollo de estas tecnologías basará su éxito en su capacidad de facilitar la vida cotidiana de todas las personas, de manera inclusiva, independientemente de su nivel tecnológico, de una manera amigable, útil, cómoda y atractiva.