Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vudú sobre Feria Valencia

Jordi Cuenca

Jordi Cuenca

Hay personas y entidades a las que parece que les hayan hecho vudú. Por ejemplo, Feria Valencia. Cuando empecé en esto del periodismo económico hace casi tres décadas -sí, es cierto, ha pasado mucho tiempo- era una entidad envidiable, tanto que los empresarios, que en aquella época iban a la greña cada dos por tres, se peleaban por dirigirla. Muchos de sus certámenes eran todo un espectáculo. El recinto se llenaba cada dos por tres. Hoy día da cierta pena. Después de pasar por las garras del PP, su faraónica ampliación, los años de vino y rosas de la larga presidencia de Alberto Catalá y el hundimiento posterior a la Gran Recesión, parecía haber entrado en una fase de recuperación, hasta que ha llegado la Covid-19 y ha traído de nuevo dificultades. El cierre del recinto de Benimàmet para la práctica comercial, como tantas otras ferias de todo el mundo, ha paralizado su capacidad de ingresos. La institución necesita liquidez. Si la cosa no va a mayores, es decir, si puede celebrar en mayo de 2021 Cevisama, su certamen bandera, precisará solo tres millones. Si el año que viene se queda a dos velas, once. No es su culpa, claro.

Afortunadamente para ella, el proceso de asunción de su multimillonaria deuda por parte de la Generalitat se encuentra ya en los trámites finales, aunque queda por dilucidar la batalla entre la Generalitat y el Ayuntamiento de València por la titularidad del suelo y la concesión, que la primera exige a cambio de quedarse la deuda. Habrá polémica. Hacienda quiere ceder al consistorio un pabellón o algún inmueble del recinto a cambio. Veremos si Joan Ribó lo aceptará. Luego quedará por dilucidar si la entidad se privatiza parcialmente con la entrada de operadores externos o se mantiene en la órbita pública, según las posturas que defienden en cada caso en el Consell el PSPV y Compromís. Vista la situación actual, creo que no habrá debate. Cuesta creer que, en estas circunstancias, haya alguien interesado en entrar en la institución. Será pública o no será, al menos por ahora.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats