Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una PAC mediterránea

UNA PAC
MEDITERRÁNEA

UNA PAC MEDITERRÁNEA

El pasado jueves, el ministro de Agricultura hizo una visita a Valencia con una agenda de lo más apretado: concedió una entrevista en televisión, se reunió con organizaciones agrarias y Cooperatives Agro-alimentàries, mantuvo un encuentro con el president Puig y visitó las instalaciones del campo de experiencias de Anecoop en Museros. El ministro dejó caer una idea que el sector cooperativo lleva tiempo reclamando: hay que «mediterraneizar» la PAC 2021-2027. No se esperaba otra cosa en cuanto a sus declaraciones, en tanto que visitaba Valencia, pero supone un compromiso que recordaremos y que, si es necesario, reclamaremos en el futuro.

¿Y eso qué significa? Básicamente, que atienda a la singularidad de nuestra agricultura, a la especificidad de nuestros cultivos y a las necesidades y demandas de nuestros productores. El sector agrario valenciano no vive de la PAC, ya que obtiene el grueso de sus rentas del mercado, pero ello no quita para que eso sea un objetivo que sería deseable alcanzar.

La reunión de las OPA y Cooperatives Agro-alimentàries con el ministro discurrió en términos cordiales y nos dejó algunas otras noticias interesantes, como la intención de aumentar la dotación destinada al seguro agrario en los próximos Presupuesto Generales del Estado. Pero, si bien Planas nos dejó algunas declaraciones de intenciones, también tuvo tiempo de escuchar las reivindicaciones del sector, de las que esperamos que tome nota.

Desde Cooperatives Agro-alimentàries, incidimos en el impacto que tendrá el Pacto Verde en las exigencias a los productores en materia medioambiental. Las estrategias De la Granja a la Mesa y de Biodiversidad entrañan un peligro de encarecimiento de nuestros costes de producción, lo que compromete el futuro de muchas explotaciones y lastrará nuestra competitividad frente a terceros países. Una competitividad que ya adolece de una alarmante falta de reciprocidad: ¿acaso ven ustedes justo que las exportaciones turcas y egipcias de cítricos entren en el mercado comunitario sin aranceles, mientras que las españolas a esos países estén gravadas en un 50%? Nosotros no, y sin embargo es solo uno de los muchos ejemplos en los que se demuestra que Europa no protege a su sector agroalimentario cuando se sienta en la mesa a negociar acuerdos con sus socios comerciales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats