El «tren de la Dipu» llevó hasta Sagunt a más de 260 turistas que recorrieron el patrimonio histórico e industrial durante toda una jornada en la que también se ofrecieron menús especiales en los restaurantes adheridos a la iniciativa. El objetivo de este programa, impulsado por la Diputación de Valencia en colaboración con la concejalía de Turismo, es acercar a los ciudadanos de la provincia la oferta turística de las localidades con estación de tren.

Desde las 10 hasta las 18 horas, los turistas tuvieron tiempo de visitar el Horno Alto Nº 2, la nave de Talleres Generales, la nave de Efectos y Repuestos, la iglesia de nuestra Señora de Begoña, la Plaza Mayor, la iglesia de Santa María y el antiguo Almudín, el centro de recepción de visitantes de la Casa dels Berenguer, el museo arqueológico, la judería, el Teatro Romano, el Castillo, la Via del Pòrtic y la Domus dels Peixos.

Desde el ayuntamiento destacan que esta fórmula es «excelente para fomentar el turismo de proximidad», según el concejal Ximo Catalán, hasta el punto de que tratará que excursiones de este tipo se repitan. En una iniciativa puesta en marcha en virtud de un convenio de colaboración entre la diputación y Renfe, a través de un tren exclusivo para la excursión con un precio especial que sale desde la estación del Norte de Valencia, Sagunt ha conseguido que la administración provincial también financiara el desplazamiento en autobús desde Sagunt al Port y de vuelta.