Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cáritas auxilió en Sagunt a 774 menores durante el pasado año

El pasado año aumentó el número de españoles atendidos en detrimento de los extranjeros

Cáritas auxilió en Sagunt a 774 menores durante el pasado año

Cáritas auxilió en Sagunt a 774 menores durante el pasado año

Crece el número de familias naturales de Sagunt que acude a Cáritas para recibir ayuda, frente a los extranjeros, que disminuyen. Esa es una de las principales lecturas de Cáritas Arciprestal en su memoria anual de 2013 en la capital de El Camp de Morvedre, que se dio a conocer ayer en la iglesia del Salvador de Sagunt.

Una cuarta parte de las 810 personas que acudieron a solicitar auxilio de la organizaciónsin tener en cuenta la cantidad de familiares a su cargo fueron nuevos participantes, «principalmente familias españolas vulnerables a las que les daba vergüenza venir a pedir ayuda, hasta que la necesidad les ha apremiado porque sus familiares ya no pueden ayudarles al estar también en situaciones difíciles», según la voluntaria Begoña Adam, que coordina los servicios de Cáritas en las parroquias del Carmen y Begoña del Port.

Al cierre de 2013, el 41 % de los beneficiarios eran españoles. La disminución de extranjeros vino motivada por su retorno al país de origen: «cada quince días veíamos cómo estas personas se iban abandonando físicamente. porque no tenían esperanza ante las escasas expectativas laborales, por lo que en colaboración con el ayuntamiento les ofrecimos la opción de volver a su país», explica.

En total, 810 personas se desplazaron hasta los nueve salones parroquiales de Sagunt y el Port, con familiares a su cargo que suman 1.871 personas auxiliadas de las que 774 eran menores. Además, seis de los 33 participantes en el proyecto de empleo creado por la organización en noviembre fueron insertadas laboralmente en los primeros tres meses del programa. «Con ello enseñamos a pescar, no damos el pez», decía Adam y avanzaba que quieren potenciar el resto de ayudas más allá de la entrega de la bolsa de alimentos y productos de primera necesidad, que el año pasado centraron el 68 % de los 121.164 euros que destinó Cáritas.

Por otra parte, la recaudación ascendió a 132,447 euros, principalmente de donativos y colaboraciones. «La gente tiene mucha disposición a ayudar a los necesitados, pese a su propia difícil situación. Incluso han aumentado los donativos anónimos».

Las responsables de Cáritas también avanzaron datos del VII informe sobre exclusión y desarrollo social de Foessa, que pone de manifiesto que 3 de cada 10 hogares valencianos están en situación de exclusión «por el debilitamiento de los sistemas de protección, como la renta mínima o los recortes en servicios sociales».

Compartir el artículo

stats