Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt libera a los agricultores de pagar el IBI rústico por la sequía

El pleno municipal aprueba un plan de medidas para ayudar a los productores afectados

Sagunt libera a los agricultores de pagar el IBI rústico por la sequía

Sagunt libera a los agricultores de pagar el IBI rústico por la sequía

El pleno del Ayuntamiento de Sagunt aprobó ayer un plan de medidas para aliviar al sector agropecuario tras la difícil situación que atraviesa por el hundimiento de precios motivado por la sequía que azota a los campos. Entre otras ayudas, se prevé la exención del pago del impuesto de bienes inmuebles (IBI) de carácter rústico a los propietarios afectados.

El debate llegaba al hemiciclo a través de una propuesta que la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), había trasladado al Consell Local Agrari para su valoración y aprobación en el pleno, ante la «peor sequía de los últimos 150 años que está sufriendo la Comunitat Valenciana, que ha generado pérdidas que superan los 200 millones de euros y supone una verdadera catástrofe en la citricultura valenciana», apuntaban desde AVA en su propuesta de moción, que expuso el presidente del Consell Agrari, Ximo Catalán.

La corporación municipal acordaba además aplicar el llamado «módulo cero» en la declaración de IRPF a los agricultores y ganaderos que han sufrido el hundimiento de los precios o los efectos de las condiciones adversas del clima, así como solicitar al Ministerio de Agricultura un plan de créditos bonificados y reclamar a las administraciones, en el caso de los agricultores con planes de mejora o de primera instalación para jóvenes, una moratoria de un año sobre el capital del préstamo.

Desde Esquerra Unida, Nerea Almiñana propuso dejar el tema sobre la mesa para analizar con calma las peticiones realizadas por las asociaciones agrarias y debatir con ellas las medidas. «Es necesario reactivar la agricultura pero el PP no está dando ejemplo, aplicando políticas alejadas de la ecología», decía.

Compromís calificaba de «insuficiente» la moción a pesar de avanzar su voto positivo «porque no podemos dejar que el sistema agrario esté completamente abandonado», afirmaba Quico Fernández. «Más que no pagar el IBI, los agricultores tendrían que estar subvencionados por mantener sus cultivos, porque cada día se abandona uno o dos campos», decía y retaba al gobierno a impulsar medidas de carácter local.

Desde AVA-Asaja Sagunt, su presidente, Francisco Campillo, acogía anoche la noticia con agrado. «Es muy positivo el esfuerzo realizado por el Consell Agrari. Los costes de producción citrícola ya están casi a la altura de los de venta y, en ocasiones, son sustancialmente mayores porque no se vende toda la fruta».

El 60 % de los campos de la comarca son de mandarina, cítrico al que le ha ido mejor esta campaña que a la naranja, según el portavoz de los agricultores, «pero el productor que no tiene mandarinas se ha visto desbordado».

Compartir el artículo

stats