Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vidal pide la concejalía a Requena

El edil insiste en que fue víctima y la provincial respalda que recibió un puñetazo «porque hay testigos»

Miembros de la ejecutiva provincial dieron ayer por seguro que el concejal Juan Carlos Requena recibió un puñetazo en la sien en asamblea del jueves en Sagunt, por más que lo negara a Levante-EMV el acusado de ello, el secretario de organización comarcal y marido de la ya exresponsable local Nuria Férriz, José Manuel Martínez. «Hay testigos de ello que además no son ni militantes del partido», decían.

A este nivel, se da por seguro que habrá una sanción «o más si se acreditan». E incluso se baraja la expulsión «del autor del puñetazo».

El secretario comarcal, Jorge Vidal, consideraba también que «hay que abrir expedientes disciplinarios a quien ha dañado de forma tan grave la imagen del partido». Pero, a su juicio, fueron «al menos» el secretario de organización comarcal y el concejal Juan Carlos Requena «si no se demuestra que hubo más». En este sentido, consideró que los dos deben poner su cargo a disposición del partido por lo sucedido; «algo que José ya ha hecho», añadía. A su juicio: «Es un rifirrafe donde José ha reconocido que obró mal por un calentón pero en el que tampoco procedieron empujones o apretones», aseguraba.

El concejal Juan Carlos Requena rechazó, sin embargo, de forma tajante que hubiera ninguna disputa o rifirrafe. «Hubo una agresión y yo fui la víctima. Me dieron un puñetazo y yo ni respondí, ni peleé. Muchos lo vieron», decía descartando cualquier dimisión y que vaya a presentar denuncia pues consideraba que «no sacaría nada en claro». Lo que sí subrayó es que ya pidió que « expulsen a Martínez porque alguien que hace esas cosas no se merece estar en el PSPV».

Compartir el artículo

stats