Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

apuntes

Soy socialista

Soy socialista. Desde que puedo votar he votado al PSOE.Decidí afiliarme hace unos 10 años y jamás creí que pudiera llegar el momento en que me pudieran expulsar de «mi partido», que me echasen de un partido democrático sólo por defender aquello en lo que creo.

Parece como si a las personas normales y corrientes, las que se preocupan por intentar hacer las cosas bien, construir de forma honrada y de buena fe, se las despreciase y ningunease sólo por no ser afines a un determinado grupo o no agachar la cabeza ante el "aquí mando yo".

Mi angustia es saber que hay compañeras y compañeros que han entregado tantos años de lucha a este partido para acabar siendo también expulsados. Personas que han construido, en todos los sentidos, nuestra agrupación. Algunas con 40 años de militancia, con antecesores y antecesoras que han estado en la lucha obrera desde el franquismo y han superado momentos muy duros. Es injusto e indecente. Hay "excusas", muchas, demasiadas y que han ido cambiando para intentar justificar lo que le han hecho a más de 300 personas.

Acerca de nuestra última asamblea y para quien no lo recuerde, este año Rubalcaba y Pedro Sánchez, utilizaron la misma fórmula de convocatoria para intentar avanzar, para tratar de encontrar soluciones, para evitar situaciones o gestoras que en nada fueran a beneficiar al partido.

Con ese mismo espíritu de superar de la mejor forma posible una situación puntual y de orden interno, nos ajustamos a nuestros estatutos en tiempo y forma, para que no nos ocurriese como en las elecciones locales anteriores, en las que quedó bien clara la pérdida de confianza por parte de la ciudadanía en el PSPV-PSOE, por una lucha interna totalmente innecesaria e irrespetuosa con el resultado de las urnas en las primarias de entonces.

Transparencia. Invitamos a la prensa a compartir nuestra asamblea democrática porque nada teníamos que ocultar. Transparencia, hermosa palabra.Hubo un incidente lamentable, sí, puntual. Un hecho que nada tiene que ver con los ahora expulsados, ni con la mayoría de los que estaban allí; y cuando quien vino a provocar abandonó la sede (cuando Juan Carlos Requena y un grupo de personas afines a éste, salieron de la sede), la militancia ejerció su derecho a votar, a elegir y decidir. Esa es una realidad objetiva.

Hay quien se atreve a juzgar quién es, o no, una verdadera persona Socialista. Yo no, desde luego. Semejante osadía demuestra muy poco respeto hacia quien, libremente, se ha acercado a nuestro partido para participar y colaborar. Demuestra muy poco respeto hacia quien apoya con su voto nuestros proyectos y nuestras ideas en cada cita electoral.

Atreverse a decir desde un despacho quién es o no socialista, demuestra mucho «valor» o demasiada inconsciencia.

A esos mismos despachos que se han atrevido a tomar semejante decisión se ha acudido reiteradamente en busca de ayuda, de respuestas y, lo único que se ha obtenido de Ximo Puig y José Luís Ábalos ha sido una expulsión, la disolución.

En toda resolución de un conflicto, la responsabilidad recae sobre quien toma la última decisión. En este caso, la durísima decisión la han tenido que tomar tanto Ximo Puig, como Ábalos.

¿Y ahora qué? Estos días me preguntan mucho sobre el futuro, «¿y ahora qué?». Lo más inmediato que puedo contestar es, que se van a pedir responsabilidades a nuestros cargos públicos y orgánicos que intervinieron en el incidente. También que se está valorando tomar medidas legales y que internamente no se descarta nada.

Pero, el futuro es muy incierto, ha sido una decisión dramática, la agrupación socialista de Sagunto no existe, han causado un daño irreparable a muchos y a muchas socialistas?.

Es cierto que hay un tejido socialista muy activo e implicado en nuestra sociedad que ha sido «echado de su casa» y que no tienen ganas de volver al PSPV-PSOE pero, eso no quiere decir que deje de seguir trabajando por su pueblo. Pablo Castellanos decía: «El socialismo es un compromiso con la igualdad, con la libertad y con la justicia; y todo ello a través de algo muy importante: democracia». Soy Socialista.

Compartir el artículo

stats