Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un agente ambiental resultó herido grave en el fuego de la AP7

CGT denuncia «la constante invisibilización» del colectivo desde la Generalitat y que se vaya a reducir su función

Un agente ambiental resultó herido grave en el fuego de la AP7

Un agente ambiental resultó herido grave en el fuego de la AP7

El último incendio forestal registrado en Sagunt dejó un herido grave, además de arrasar 3.000 m2 de pinar adulto cerca de la gasolinera de la autovía AP7 y sembrar la alarma.

El primer agente medioambiental que llegó allí y comenzó en solitario las labores de extinción sufrió un amago de infarto y tuvo que ser evacuado en ambulancia hasta el hospital comarcal, como ayer dio a conocer el sindicato CGT en una nota de prensa donde achacó lo ocurrido al «sobre esfuerzo y el humo», además de criticar que la Conselleria silenciara ese hecho.

El herido, de unos 45 años, no llegó a ser ingresado, pero está a la espera de hacerse pruebas médicas, como apuntaron desde CGT, además de denunciar «la constante invisibilización» del colectivo de agentes medioambientales por parte de la Conselleria.

«Parece que los responsables de extinción de incendios de la Generalitat no creen que sea suficientemente importante para informar a la prensa», decían respecto a lo ocurrido al agente en esa extinción, además de negar que se trate de un hecho aislado. «Solo cuando hay muertos, como el incendio de Torremanzanas 2012 donde murieron dos compañeros, se informó. En el resto, parece que los Agentes Medioambientales son transparentes».

La CGT reclamaba así la atención del Consell «para que tome nota de esta falta de atención» hacia un colectivo«que cumple una tarea fundamental en la prevención y extinción de incendios forestales, y que demasiadas veces está siendo ninguneado por la administración de la que depende».

Además, denuncia «un nuevo ataque a este colectivo en la reforma de la "Ley de Montes" estatal, que prevé una restricción importante en su función actual como policía judicial, que impedirá desarrollar la investigación y denuncia de posibles delitos medioambientales». Por ello, llama a una «huelga a la japonesa» para que «ejerciten con el máximo rigor y escrupulosidad esas funciones de forma que se trabaje más y mejor, antes de que se lo prohíban».

Compartir el artículo

stats