Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

apuntes

las cuentas de las fiestas

El 2 de septiembre de 2014, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Gilet presentó una denuncia ante la fiscalía sobre las cuentas de las fiestas de 2010 y, en concreto, sobre, según ellos, una serie de irregularidades producidas en el proceso de organización y en la falta de información que sufrió la oposición, argumentos todos falsos, que quedan desmontados por la tozuda realidad, reflejada en las actas de los plenos, que han ocultado en la denuncia, en las que constan las reuniones y las cuentas rendidas, e incluso una felicitación de los miembros de la candidatura de Compromís que en el pleno del 29 de diciembre de 2010 felicitaron al equipo de gobierno por el ejercicio de transparencia.

Pero no es esto lo que nos ocupa. En estos momentos, ocho meses después de las fiestas de 2014, el PP y sus socios de gobierno han sido incapaces de rendir cuentas ante el pleno de las cuentas de fiestas, de las facturas y contratos realizados, como un ejercicio más de su oscurantismo y ocultación de datos, de la que vienen haciendo gala desde que tomaron posesión en 2011.

Pero lo peor es que el responsable de todo este desaguisado, el actual concejal de Fiestas, pretende ser el próximo alcalde de esta población, ya que encabeza la lista del PP. ¿Cómo una persona que se esconde de los proveedores que todavía no han cobrado, pretende representar a esta población? ¿Cómo un concejal que es incapaz de rendir cuentas de un pequeño aspecto de la gestión municipal, como son las fiestas, pretende gestionar algo tan complejo como esta corporación municipal?

Más quiero decir, en escrito del grupo municipal socialista de fecha 28 de octubre de 2014 ya solicitamos las cuentas de fiestas de 2014, y, como no nos contestaban, las volvemos a solicitar con fecha 15 de enero de 2015 y en un escrito de fecha 27 del mismo mes, nos comunica que «en el próximo pleno se dará cuenta de los ingresos y gastos de las fiestas de agosto de 2014. Cuentas que para nada queremos ocultar ya que están todas registradas y contabilizadas en la plataforma de contabilidad de este ayuntamiento, y para poder explicárselo con todo detalle hemos esperado a tener todas las facturas registradas y contabilizadas».

Han pasado seis meses desde la primera solicitud. Será el primer concejal de Fiestas, que acabará la legislatura sin dar cuentas de lo que ha organizado. La mujer del César, además de serlo, debe parecerlo...

Compartir el artículo

stats