Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sorrentino: «A ver si me redimo de la catástrofe de la primera temporada»

El lateral de Sueca vuelve al Fertiberia, donde ve «un grupo bueno con la clasificación engañosa»

Sorrentino: «A ver si me redimo de la catástrofe de la primera temporada»

Sorrentino: «A ver si me redimo de la catástrofe de la primera temporada»

Alfredo Sorrentino se ha convertido esta semana en nuevo jugador del Fertiberia BM Puerto, donde ya estuvo hace cuatro temporadas.

El lateral de Sueca vuelve a la disciplina rojiblanca con 34 años, después de una larga trayectoria en la élite que incluye internacionalidades en categorías inferiores, además de pasos por el BM Valencia, donde coincidió con Patxi Martí, Tarrasó, Nacho Nebot o Bruixola, el CAI Zaragoza, el Naturhouse La Rioja, el Ciudad Encantada, el TBV Lemgo alemán y el TV Grosswallstadt, también germano, con el que jugó la pasada campaña antes de declararse en quiebra en verano.

A partir de ese momento, «busqué equipo en España, pero todas las plantillas estaban cerradas», asegura el jugador de casi 2 metros de altura y más de 100 kilos de peso. Unas semanas después llegó el Fertiberia, que «me preguntó si estaba dispuesto a reforzar el equipo en la segunda vuelta y todo se hizo muy rápido, porque yo no quería pasarme un año en blanco». Además, un nuevo horizonte laboral le hace pensar que «mi futuro está aquí», así que regresa al Port para aportar «experiencia».

El martes ya se ejercitó con sus nuevos compañeros entre los que hay «mucha gente conocida». De su primera charla con el entrenador, Patxi Martí, asegura que «hace 6 meses que no juego y me falta ritmo de competición, pero la idea es entrar poco a poco en los partidos que quedan este año para dar descanso a algunos jugadores y meterme en la rotación a partir de la segunda vuelta».

Tras sus primeras horas como rojiblanco, Sorrentino señala que «el proyecto y el grupo son buenos, pero la clasificación es engañosa porque dista mucho de lo que he visto, que me ha gustado mucho». Con la receta de «mucho trabajo» para remontar, el lateral confiesa que otro de los alicientes que le hizo aceptar la oferta porteña fue que «la temporada que estuve aquí fue una catástrofe, en la que nos salvamos del descenso por los pelos „después de ser colistas al aprovechar la desaparición de algunos equipos„, así que a ver si ahora me puedo redimir después de ese duro golpe».

Desde el club, el vicepresidente Carlos Argente añade que «el Fertiberia no puede permitirse tener a un jugador de alto nivel valenciano en su casa. Es un orgullo volver a contar con Alfredo».

Compartir el artículo

stats