Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

El Fertiberia ya casi es el peor equipo de la liga Asobal

Una nueva derrota en casa ante un rival directo como el BM Guadalajara (30-33) enciende las alarmas y provoca otra bronca de la afición rojiblanca

El Fertiberia BM Puerto sufrió una nueva y dolorosa derrota en casa, en este caso ante un rival directo por evitar el descenso, el BM Guadalajara (30-33), que le mantiene en la penúltima posición a falta de un partido para cerrar la primera vuelta. Una tarde que comenzó con la fiesta de la escuela durante la presentación de los 400 jugadores que forman la cantera rojiblanca acabó en otra bronca de la afición porteña a su equipo, que esta vez no tiene ni la excusa de suponerse inferior al rival.

El comienzo del encuentro ya fue malo para los hombres de Patxi Martí, que no anotaron su primer gol hasta el minuto 6 y se vieron 0-4 y 1-5 abajo. La paciencia en ataque y el acierto de Bernatonis fueron equilibrando las fuerzas, aunque los visitantes siempre mandaban en el marcador.

Tras trabajarse mucho el empate a 7 y mientras el pivote del Guadalajara cada vez recibía más balones al aprovechar su envergadura para encontrar los espacios, un parcial de 0-5 volvió a dar una cómoda ventaja a los alcarreños que vieron como un arreón valenciano dejaba la diferencia al descanso en los 2 goles y llevaba la esperanza a la grada.

El comienzo de la segunda mitad volvió a ver al Fertiberia fallar varios lanzamientos cómodos desde los 6 metros, aunque la principal diferencia en este tramo fue la mayor intensidad defensiva, que dio buenos frutos a los rojiblancos. Y es que los locales llegaron a ponerse dos veces por delante (19-18 y 21-20, pero otro parcial desfavorable, esta vez de 0-4, devolvió la ventaja a los visitantes, que ya no la abandonaron.

En ese tramo resultó fundamental el cambio en el centro del ataque alcarreño, donde la movilidad de Montoya hizo mucho daño. Ya en los últimos minutos, los porteños bajaron los brazos y se vieron castigados por la afición, que centró sus iras en el entrenador.

Ausencia de Corzo

Además de los errores en lanzamientos claros o la incapacidad defender al pivote, otra de las claves del encuentro fue la ausencia de varios jugadores en el Fertiberia, espeicalmente el máximo goleador de Asobal, Guillermo Corzo. Pozzer, Bruixola o Toni Alegre fueron otros de los ausentes, de los que sólo este último está descartado para el vital viaje a Santander del sábado.

Compartir el artículo

stats