Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telefonía

La cobertura móvil volverá en 2017 a Gilet, Petrés y Albalat tras 2 años de aislamiento

La nueva antena de telefonía ya se ha empezado a instalar en Petrés tras desestimar Medio Ambiente su ubicación en Gilet

La cobertura móvil volverá en 2017 a Gilet, Petrés y Albalat tras 2 años de aislamiento

La cobertura móvil volverá en 2017 a Gilet, Petrés y Albalat tras 2 años de aislamiento

Las poblaciones de Gilet, Petrés y Albalat dels Tarongers volverán a recuperar la señal de telefonía móvil en 2017 después de dos años de aislamiento.

Los trabajos para instalar una nueva antena que pueda dar servicio a toda esta zona de Morvedre ya han comenzado y se espera que la cobertura se restablezca antes de que finalice el año, puesto que el plazo para la ejecución de las obras finaliza a mediados del mes de diciembre.

Tras la oferta de varios emplazamientos, primero en Gilet donde estaba instalada la primera antena que fue retirada con motivo de una sentencia judicial, la empresa de telefonía adjudicataria del proyecto se ha decantado por Petrés, municipio con el que la multinacional ha firmado un convenio para cinco años, por el que el ayuntamiento recibirá 15.000 euros, en concreto, 3.000 euros al año.

La antena quedará ubicada en la montaña de La Rodana, a unos 700 metros de altitud respecto al pueblo, en una parcela municipal, a tan solo 200 metros de la urbanización que existe en esta zona.

Precisamente, esta proximidad ha sido motivo de una campaña de recogida de firmas en la que han participado tanto los vecinos de esta urbanización como también los del casco antiguo, aunque las rúbricas no se han llegado a presentar en el consistorio. Sin embargo, este colectivo sí exigió al alcalde un documento que certificara la idoneidad de la instalación, la legalidad de la misma y un informe de salud pública para descartar que la antena pudiera ser nociva; documentación que se ha puesto en manos de los vecinos con varios informes de diputación que rezan en el expediente, tal y como ha revelado a Levante-EMV el alcalde, Pere Peiró. «En toda la documentación aportada se deja claro que la antena se ajusta a la normativa europea y en materia de salud, existe otro documento de la Asociación Contra el Cáncer en el que se recoge que las ondas electromagnéticas que emite ésta no producen cáncer».

La empresa ya ha comenzado los trabajos de instalación cuyo primer paso ha sido la construcción de una base de hormigón de cuatro metros cuadrados donde se apoyará la antena. La lluvia de los últimos días ha ralentizado la obra, de la que queda pendiente la instalación de fibra óptica hasta la montaña como la propia colocación del repetidor.

La antena finalmente se instala en Petrés, después de que Conselleria de Medio Ambiente realizara un informe negativo sobre la primera ubicación propuesta, en Gilet, en la urbanización Balcó de la Penya, por encontrarse en zona de afección de la Sierra Calderona. También, la falta de garantía de cobertura hizo descartar a la empresa el emplazamiento de la Bassa Empina, en Gilet, y tampoco gustaron los terrenos junto a la autopista, hasta que finalmente, la antena de cuatro metros de altura se quedará en la Rodana de Petrés.

Precisamente, este último ayuntamiento quiere aprovechar la fibra óptica para instalarla en todo el municipio, aunque este aspecto todavía se está negociando, según reconocía el alcalde, Pere Peiró.

Compartir el artículo

stats