Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Absolución penal para los antimilitaristas

Los activistas que se encadenaron a dos tanques en el puerto de Sagunt ya sólo se enfrentan a las multas de 601 euros

Absolución penal para los antimilitaristas

Absolución penal para los antimilitaristas

Los cuatro antimilitaristas que fueron juzgados ayer en Sagunt por la protesta que les llevó hasta el puerto marítimo de la ciudad para encadenarse a dos tanques daneses fueron absueltos por la vía penal, al coincidir tanto el juzgado como el ministerio fiscal en que no se ha probado que los activistas provocaran los daños en el vallado del recinto portuario como se les acusaba, según informan desde antimilitaristas-moc en Valencia.

Los cuatro jóvenes, que fueron detenidos hace más de año por entorpecer el traslado de esta maquinaria de guerra hasta Albacete para el desarrollo de unas maniobras de la OTAN, sostuvieron ayer su versión frente a las preguntas en sede judicial, al insistir en que se encontraron con el hueco en la valla del puerto cuando se encaminaban hacia el pantalán para colarse por allí, según establecieron en su plan inicial.

El juicio fue «muy rápido», según reconocía a Levante-EMV uno de los absueltos, y no se cumplieron los peores pronósticos de los antimilitaristas, que auguraban que «podría tratarse de la primera aplicación en toda su amplitud de las reformas del Código Penal y la Ley de Protección Ciudadana» o bien que el fiscal se opondría al pronunciamiento judicial que limitaba los cargos a un delito de daños, cuando en un principio se les acusó también de desobediencia y desórdenes públicos. Y es que su acción se prolongó durante varias horas hasta que la Guardia Civil cortó con una radial los tubos que unían a los activistas con los dos tanques Leopard de nacionalidad danesa.

Resuelta la vía penal, queda pendiente la administrativa, en la que los cuatro activistas fueron multados por la Delegación de Gobierno en la Comunitat Valenciana con 601 euros en cada caso por una infracción grave contra la Ley de Protección Ciudadana debido a su «intrusión en instalaciones donde se prestan servicios básicos para la comunidad cuando se causa interferencia grave en su funcionamiento».

Sanción pendiente

Este expediente sancionador había quedado paralizado hasta que se resolviera la vía penal, así que los cuatro activistas esperan ahora que les llegue la notificación de la multa para recurrirla con la sentencia recién obtenida como principal argumento para tratar de anularla.

Los hechos se remontan a mediados de octubre del pasado año, cuando los antimilitaristas, vistiendo monos blancos y chalecos reflectantes de color rosa, se colaron en el puerto y bloquearon a los tanques, desplegando sendas pancartas con los lemas War stops here y Disculpen las molestias: Obstaculizando la preparación de la guerra.

Compartir el artículo

stats