Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aparcamiento «navegable» en la playa de Almardà

Las inundaciones permitieron ir en kayak, mientras los vecinos piden otra vez la limpieza de los imbornales

Las fuertes lluvias de los últimos días ofrecieron algunas estampas inéditas a lo largo de la comarca, como en Almardà, donde el tapón en una acequia obligó a actuar a los propios vecinos, no sin antes registrarse una inundación que permitió sacar el kayak para navegar. Como apuntan algunos residentes en la zona, las últimas actuaciones llevadas a cabo en este polígono han paliado en gran medida los problemas con las precipitaciones intensas, pero la acumulación de suciedad impidió que funcionara el desagüe hasta que «en media hora con las azadas» utilizadas por algunos vecinos quedó liberado.

El presidente de la asociación vecinal de Almardà, José Girona, apunta que «hemos pedido en varias ocasiones que se limpien los imbornales y la cunetas para evitar estas situaciones, pero el ayuntamiento no lo hace». El teniente alcalde de este núcleo, Pepe Gil, asegura, por su parte, que el principal inconveniente fue «la gran cantidad de lluvia», al tiempo que defendió que se han realizado limpiezas y señaló el problema de que la urbanización de varios polígonos no esté recepcionada.

Compartir el artículo

stats