Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los daños por la tormenta hacen cerrar el Castillo de Sagunt y la iglesia de Benifairó

Cultura se justifica en que las escorrentías dificultan el acceso al monumento nacional El párroco sigue pendiente del informe de los técnicos

Los desperfectos ocasionados por la tormenta registrada en la madrugada del lunes obligaron ayer a cerrar al público el Castillo de Sagunt, mientras la parroquia de Benifairó de Les Valls seguía pendiente de la valoración de los técnicos para saber si la iglesia podrá volver a abrirse al público en su totalidad o tendrá que hacerlo de forma parcial, después de que la pasada noche cayera un rayo sobre su veleta y éste acabara rompiendo varios cristales de la linterna de la cúpula.

Las intensas lluvias registradas en Sagunt con más de 118 litros por metro cuadrado provocaron en el Castillo unas escorrentías de tal calibre que dificultaban el acceso al monumento nacional «y por eso se ha decidido cerrarlo», como confirmaron a Levante-EMV desde la Conselleria de Cultura, aunque sin cuantificar los daños. La previsión de la administración autonómica es que este cierre se mantenga «hasta que las lluvias pasen», dijeron sin concretar más.

En Benifairó de les Valls, el rayo que cayó en la iglesia dejó un boquete en la zona de la cúpula que atravesó todo el templo y recorrió unos 22 metros hasta salir por el cuadro de luces de la sacristía, que se había quedado con la puerta entreabierta. Esto dejó sin luz parte de la iglesia, como confirmaba a este diario el párroco Guillermo Carrasco, si bien aseguró desconocer el alcance total de los daños «a la espera de los informes». Aún así, el alcalde Antonio Sanfrancisco (PSPV) ya se puso a dipsosición de la parroquia «para ayudar en lo posible, aunque sea en trámites porque a nivel económico nos es difícil».

Tras unas intensas lluvias que dejaron numerosos desperfectos en todo El Camp de Movedre, las tareas de limpieza proseguían ayer en muchos puntos, mientras otros recobraban la normalidad. Los 60 alumnos de la Escuola Infantil El Tabalet de Benifairó de les Valls siguieron sin poder ir a clase mientras se reparaban los daños ocasionados por la tormenta, si bien las tareas concluyeron ayer a mediodía y se esperaba que hoy pudieran volver a las aulas, como confirmó el alcalde.

Quienes sí pudieron volver a clase fueron los casi 250 alumnos de dos colegios públicos del Port de Sagunt „ María Yocasta y Maestro Tarrazona„ que el día anterior no habían podido ir ante las inundaciones sufridas en clases de infantil.«Estudiaremos qué se puede hacer para evitar más casos», decía el edil de Educación, José Manuel Tarazona, además de agradecer el trabajo de la SAG y de los servicios de limpieza».

Compartir el artículo

stats