11 de enero de 2017
11.01.2017

Lafarge aportó más de 32 millones a la economía de Sagunt en 2016

11.01.2017 | 12:48
Lafarge aportó más de 32 millones a la economía de Sagunt en 2016

Lafarge aportó más de 32 millones de euros a la economía del Camp de Morvedre el año pasado, dos millones más que en el ejercicio de 2015. Esta cifra representa, entre otros, la contribución vía contratación de servicios, convenios, donaciones, impuestos y salarios de sus trabajadores, según explicó hoy en un encuentro con medios de comunicación Miguel Ángel Urbano, director de la fábrica de Sagunt del Grupo LafargeHolcim.

Con una producción de 15 tipos de cementos diferentes, la planta de Sagunt «se encuentra dentro de las 10 fábricas del mundo con mayor variedad de producto, es la segunda fábrica a nivel europeo en producción de cementos destinados a pozos petrolíferos y la primera a nivel mundial en diversidad de tipos de clínker», apuntan desde la compañía.

La fábrica es única en investigación y desarrollo de nuevos tipos de cementos para pozos de petróleo.

Las exportaciones de la planta alcanzaron el pasado año el 85% de la producción de cemento y el 15% de clínker, con destino a países como Argelia, Francia, Grecia, Malta, República Dominicana, Ecuador y Malasia.

Algunas de las construcciones más emblemáticas en las que se ha empleado producto procedente de la fábrica de Sagunt en 2016 han sido las obras de construcción de la Ciudad Deportiva del Valencia Basket, el Centro Comercial de Leroy Merlin en Finestrat (Alicante) o la sede de la empresa Cerámicas ALAPLANA. Inversión en seguridad y salud En 2016 la planta ha invertido más de 610.000 euros en actuaciones en favor del medio ambiente, la competitividad y la salud y seguridad.

Entre otras actuaciones se han abordado mejoras en materia de ruido, de instalaciones higiénicas, instalaciones de prevención y protección de incendios, etc., que redundan en la mejora de la salud y seguridad de todos los trabajadores de la planta. Como hito en esta materia, Miguel Ángel Urbano ha querido destacar el lanzamiento del Proyecto Zero (cero accidentes y daños), "que mediante la formación y la sensibilización sobre salud y seguridad tiene como objetivo reducir a cero los riesgos y accidentes laborales asociados a nuestra actividad". En 2016, el personal de la planta ha realizado más de 3.000 actuaciones preventivas que han permitido la mejora continua en salud y seguridad. Así mismo, se han impartido un total de 3.290 horas de acciones formativas, de las cuales 1.500 han sido específicas en seguridad. Otras iniciativas desarrolladas destacables en esta área son la adecuación del Plan de Autoprotección de la planta, el desarrollo de un plan de mejora de orden y limpieza e imagen de la fábrica y el establecimiento de la planta como espacio cardioprotegido.

En su intervención, Urbano señaló que de cara a 2017, la planta prevé invertir cerca de cuatro millones de euros en la mejora de sus instalaciones y en acciones vinculadas al Plan de Restauración Integral de la cantera, si el futuro de la misma queda resuelto durante la primera mitad del año.

Desempeño ambiental y social Urbano señaló durante su intervención que los principales esfuerzos de la fábrica durante 2016 se han dirigido al desarrollo del entorno, tanto en el aspecto ambiental como social.

En concreto, en materia medioambiental, la planta ha continuado con la ejecución de los planes de restauración ecológica de su cantera Salt del Llop, que abastece de la principal materia prima a la fábrica, con un total de 6.000 m2 recuperados. En la última actuación de restauración se han plantado 3.160 árboles y arbustos pertenecientes a 13 especies diferentes originarias de la zona siguiendo el emblemático plan de restauración aprobado.

El pasado año la planta de Sagunto presentó al Ayuntamiento un plan de reforestación y adecuación de la zona quemada del Romeu durante un incendio que tuvo lugar en el año 1993. Un espacio fuera de la cantera y cuya titularidad pertenece al Consistorio, en el que la fábrica se ha comprometido a recuperar según el convenio firmado en 2013 con el Ayuntamiento. Este gran proyecto contempla la recuperación y adecuación de la zona quemada, partiendo de lo que naturalmente ya existe completándolo con la promoción de plantas autóctonas. Lo más reseñable del proyecto es que se encuentra dentro de la Red Natura 200 porque en ella está localizada la Cueva del Sardiner, lugar de cría de varias especies protegidas de murciélagos. Por este motivo, el plan busca fomentar y preservar a estos mamíferos insectívoros.

Además, siguiendo los compromisos del Grupo LafargeHolcim en su Plan 2030, se habilitarán zonas para el uso de la población, tales como senderos y miradores que permitirán que los habitantes de Sagunt y alrededores puedan disfrutar de este paraje.

También en el capítulo ambiental, la fábrica de Sagunt ha evitado que 124.000 toneladas de residuos hayan ido a parar a vertederos, recuperando cerca de 75.000 toneladas como materia prima alternativa a los minerales que se extraen de canteras, y destinando unas 50.000 toneladas de residuos como combustibles. El porcentaje de uso de energías alternativas, mediante la sustitución de combustibles fósiles, ha sido del 54%. Mientras el uso de biomasa ha permitido evitar la emisión de unas 46.500 toneladas de CO2. Miguel Ángel Urbano señala "tenemos una Autorización Ambiental Integrada desde 2004 y renovada en 2015, que asegura que nuestra actividad se desarrolla de la manera más respetuosa con el medio ambiente, el entorno y la salud de las personas, y tenemos implementadas las mejores tecnologías disponibles del sector cemento.

En 2016, técnicos de la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural realizaron un inspección presencial en la planta, concluyendo que se cumplen todos los requisitos que marca la autorización y que no se aprecia en la industria aspecto alguno que pueda perjudicar la seguridad, salud de las personas y el medio ambiente".

Otro año más, la fábrica ha sido elegida como instalación referente para las visitas organizadas por la Generalitat Valenciana, que tienen por objetivo apoyar a otras comunidades y países en la aproximación, aplicación y ejecución de la legislación europea en materia medioambiental, concretamente, en la gestión de residuos o la aplicación de Mejores Técnicas Disponibles.

Durante el pasado año, cerca de 1.000 personas participaron en las diferentes actividades impulsadas desde la fábrica, como es el caso del tradicional almuerzo de la hermandad o las visitas guiadas a las instalaciones, en las que 600 personas han tenido la oportunidad de conocer de primera mano el proceso de fabricación del cemento y el compromiso de la compañía con aspectos como la salud y seguridad, la sostenibilidad o el medio ambiente.

En su apuesta por la educación en sostenibilidad, la planta clausuró en el mes de mayo la segunda edición de la campaña de Talleres Medioambientales "Construyendo juntos una comarca más sostenible", una iniciativa que la fábrica realiza en los colegios de Sagunto a lo largo del curso escolar, y en la que han participado desde 2014 más de 1.000 alumnos de 5º y 6º de primaria y en la que se desgranan las claves del desarrollo sostenible mediante talleres formativos prácticos.

Como años anteriores una de las acciones que mejor acogida ha tenido ha sido la convocatoria de los premios al emprendimiento "Ponemos la primera piedra". En esta última edición se ha hecho entrega de un total de 10.000 euros repartidos en dos premios, que fueron a parar al proyecto General Drones, una idea de negocio basada en la utilización de drones de última tecnología para la vigilancia y salvamento marítimo; y a Baandú, una plataforma nativa móvil que ofrece información sobre la actualidad de la zona en tiempo real.

Por tercer año, la fábrica de Sagunto ha convocado sus tradicionales premios "Falla más sostenible", una iniciativa que reconoce por parte de la fábrica el compromiso de las comisiones falleras con la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente, el fomento de la cultura y la colaboración social, que la fábrica considera los pilares fundamentales del desarrollo sostenible y de su propia actividad.

Además y entre otras actividades, como viene siendo habitual desde el año 2008, la planta ha participado en la limpieza de fondos marinos en aguas de Canet D'En Berenguer y Sagunto, una actividad que es fundamental para mostrar los efectos de la actividad humana en el medio marino y concienciar así sobre la importancia de la protección de nuestros mares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook