Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plaga que amenaza los cipreses impulsa mejoras en Petrés

El mal estado de más de una veintena de cipreses lleva a doblar los árboles y a promover mejoras en la ermita

Cipreses afectados en la ermita.

Cipreses afectados en la ermita. dani tortajada

La plaga que padecen más de una veintena de los cipreses que rodean la ermita de Petrés, lo que supone cerca de un 40% de la totalidad de la arboleda, ha llevado al ayuntamiento a impulsar varias actuaciones para restaurar el entorno del templo.

El primer paso será «doblar» los árboles en mal estado, enfermos y muertos, es decir que entre uno y otro se plantarán nuevos ejemplares; en total, serán cerca de unos 50, adelantaba el alcalde de la localidad, el nacionalista Pere Peiró.

La intervención en la arboleda estará subvencionada por la Conselleria de Medio Ambiente, aunque la plantación la realizará el ayuntamiento. Sin embrago, el resto de la actuación correrá a cargo de la diputación que invertirá cerca de 16.000 euros.

Entre las acciones prevista está la demolición de los aseos que se encuentran anexos a la ermita; «un pegote que lo único que hace es afear el monumento», según el alcalde. Además del mal estado en el que se encuentran, que en muchos casos los hace inservibles, el alcalde estima que esta estancia no guarda ningún tipo de armonía con el entorno de la ermita de Santo Domingo, del siglo XVIII.

Para no dejar la zona sin servicios, se ha previsto la construcción de unos nuevos en el área recreativa que está pegada al templo, en la zona de los paelleros.

Además, el proyecto también cuenta con la instalación de una fuente de agua potable en el paraje, además de la adecuación de mobiliario urbano que esté deteriorado, así como la instalación de nuevo.

Ésta es una de las zonas más concurridas de Petrés donde en los últimos años se han desarrollado varias citas culturales como «Les Vetlades a la ermita» donde la música clásica se convierte en protagonista.

Compartir el artículo

stats