10 de marzo de 2018
10.03.2018

Buscan los restos de 9 saguntinos más en otras dos fosas comunes de Paterna

? Las asociaciones que promueven la exhumación intentan localizar a los descendientes de estos fusilados por el franquismo ? Los arqueólogos confían iniciar las exhumaciones en unos tres meses

09.03.2018 | 22:35
Buscan los restos de 9 saguntinos más en otras dos fosas comunes de Paterna

Cientos de familias llevan largos años intentando localizar a alguno de los suyos por toda España. Son los descendientes de los represaliados por el franquismo, cuyos restos se hallan diseminados por cunetas y fosas comunes repartidas por todo el país. Pero su lucha no solo se centra en encontrar a sus muertos. No menos agotador resulta el trabajo de intentar localizar a los vivos. Y es que a las grandes trabas burocráticas, políticas y económicas que acompañan ese peregrinar, se le suma el esfuerzo de tratar de encontrar a los descendientes de aquellos otros fusilados que comparten su misma fosa sin que nadie les reclame.

Eso es lo que están realizando las agrupaciones de familiares de víctimas del franquismo de las fosas 94 y 128 de Paterna. En total se estima que 273 personas están enterradas en estas dos grandes fosas. En ellas se cree que podrían estar los cuerpos de nueve vecinos de Sagunt y el Port militantes o simpatizantes de organizaciones obreras y de izquierdas.

En la fosa 94 están enterrados siete de estos cuerpos: Patricio Seguí Pla, obrero metalúrgico de 46 años; Martín Monzón García. electricista de 37 años; Eliseo Sanchís López, contramaestre, 47 años; Miguel Ramos Sales, labrador, 32 años; Vicente Blasco Sancho, serrador, 24 años; Jose Joli Silvestre, labrador, 32 año y Vicente Sanz Lahoz, barbero, 34 años. Todos fueron fusilados el 8 de noviembre de 1939.

José Bagán Alcocer y Tomás Dominguez Aleixandre son los otros dos enterrados en aquel lugar. El primero era barrendero y tenía 40 años cuando fue fusilado el 14 de enero de 1941. Ese mismo día también fue ejecutado Tomás Dominguez, un labrador de 25 años. Ambos están en la fosa 128.

Por el momento, las asociaciones que promueven la exhumación de estas fosas no han localizado a ningún familiar de estos represaliados saguntinos. Alberto Pedro Martínez es miembro de la agrupación de la fosa 94. Allí está enterrado su bisabuelo y desde hace más de un año viene peleando junto a su madre y hermano por recuperar su cuerpo. En este tiempo han conseguido contactar con otras familias afectas y hoy ya son diez las implicadas en sacar adelante la exhumación. Ninguna de ellas, sin embargo, es de Sagunt. «Hemos enviado cartas con los listados a los ayuntamientos buscando familiares. algunos han contestado y otros no», señala.


Búsqueda infructuosa

En el caso del Ayuntamiento de Sagunt no obtuvieron ninguna respuesta. Pese a ello, Martínez recuerda que intentaron hacer alguna averiguación a través de una familia de la Font de la Figuera con vínculos en Sagunt. Pero también resultó infructuosa.

Tampoco ha tenido suerte Daniel Galán. Desde hace tres años está intentado recuperar los restos de su abuelo enterrado en la fosa 128. Todo este tiempo ha estado divulgando su objetivo a través de una cuenta de Facebook. Esto le ha permitido contactar con las familias de otros fusilados. Hoy ya son nueve las familias implicadas. «En muchos casos son nietos y biznietos quienes están buscando a los suyos», destaca.

Ambos confían en que una vez comienzan a difundirse noticias de una exhumación suelen aparecer más familiares que se implican. Alejandro Calpe es uno de los arqueólogos que está participando en las exhumaciones de Paterna. «Normalmente cuando empezamos a trabajar y la noticia sale en prensa, la gente se entera y se acerca para consultarnos», señala. Actualmente, Calpe trabaja en la exhumación de la fosa 22 y confia en que en dos o tres meses podrán comenzar en las fosas 94 y 128. Tal vez para entonces, alguien de Sagunt haya descubierto que los restos de su abuelo o su bisabuelo reposa en aquella tierra anónima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook