14 de abril de 2018
14.04.2018

La Delegación del Gobierno denuncia a Sagunt por la bandera republicana

La Abogacía del Estado considera que el ayuntamiento ha vuelto a vulnerar la ley con este acto

14.04.2018 | 04:15
Momento en el que es descolgada en el balcón del palacio consistorial la bandera de la República

Ayer una gran bandera republicana fue desplegada en el palacio consistorial de Sagunt para conmemorar la II República. Fueron solo unos minutos. Los suficientes para que la Delegación del Gobierno diera instrucciones a la Abogacía del Estado para interponer un contencioso-administrativo contra Sagunt por considerar que ese acto simbólico es ilegal. Denuncia que se suma a la interpuesta el pasado año y que sigue pendiente de fallo judicial.

La gigantesca tricolor fue desplegada a mediodía, entre los sones del Himno de Riego, por concejales de Esquerra Unida y ADN Morvedre, la marca local de Podemos. A la misma hora también fue exhibida la bandera republicana en la tenencia de alcaldía del Port. Se cumplía así el acuerdo plenario, aprobado el pasado 27 de marzo, de realizar este acto en recuerdo de II República y de quienes la defendieron tras el golpe de estado franquista. En ningún momento, la bandera sustituyó a los símbolos oficiales, ni ondeó en ninguno de los mástiles.

En este sentido, desde el ayuntamiento se aseguraba que con este acto simbólico la víspera del 14 de abril, fecha de proclamación de la República, solo se pretende rendir homenaje al periodo democrático que se inauguró aquel día, « precedente claro de la libertad y la democracia de la que hoy disfrutamos».

Pese a ello, desde la Delegación del Gobierno estiman que el mero hecho de exhibir en los balcones de estos edificios públicos la bandera tricolor es un acto ilegal. En concreto, la Abogacía del Estado considera que el acuerdo plenario y su ejecución ayer irían en contra del artículo 4 de la Constitución y de los artículos 2.1 y 3.1 de la Ley 39/1981 por la que se regula el uso de banderas oficiales.


Neutralidad

También considera vulnerado el principio de neutralidad y objetividad que, según el artículo 103 de la Constitución, debe regir en toda administración pública. La Delegación del Gobierno destacó este aspecto «en especial, si tenemos en cuenta que, en el presente caso, se está utilizando un edificio municipal para la exhibición de una bandera que refleja una determinada ideología».

El pasado año la Delegación del Gobierno interpuso contencioso contra nueve ayuntamientos valencianos por estos mismo motivos, incluido el de Sagunt. Hasta ahora, la Justicia le ha dado la razón en cuatro ocasiones, aunque en la mayoría solo de forma parcial al no admitirse que se haya vulnerado la normativa sobre banderas oficiales. En todos los casos, las sentencias, además de declarar nulos los acuerdos plenarios, han condenado a los ayuntamientos a pagar las costas procesales, cuyo valor ha oscilado entre los 500 y los 1.800 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas