13 de junio de 2018
13.06.2018

Denuncian la dejadez de Sagunt con el canal de CiudadMar

IP recuerda que sus analisis determinaron la presencia de residuos fecales que, además de la mala imagen, suponen un riesgo para la salud

13.06.2018 | 12:52
Canal de CiudadMar del Port de Sagunt
Denuncian la dejadez de Sagunt con el canal de CiudadMar

Iniciativa Porteña, a través de su concejal Juan Guillén, ha denunciado la desidia del ayuntamiento a la hora de solucionar el estado que presenta el conocido como canal de CiudadMar, donde "a las puertas de la campaña veraniega, la imagen para vecinos y visitantes es lamentable, con un foco de agua estancada, llena de mosquitos y ratas".

Los segregacionistas recuerdan que a finales de verano del pasado año presentaron una propuesta al pleno para solucionar este "posible foco de infecciones", pero que el equipo de gobierno de Sagunt la retiró, porque "estaban haciendo cosas". Guillén se pregunta ahora "¿Qué se estaba haciendo? A la vista de que todo sigue igual, aquella afirmación resulta ser a día de hoy incierta".

El edil de IP también recuerda que en el debate plenario por esa moción, la concejala que lleva este asunto, Roser Maestro, dijo que en dos meses estaría solucionado el problema. "Han pasado nueve y todo sigue igual o peor", se lamenta el segregacionistas, quien añade que "desde IP consideramos este asunto de vital importancia y ya no solo por la imagen, sino por el riesgo para la salud que supone un vertido incontrolado de aguas, que los análisis que hemos realizado demuestran que contienen residuos fecales"

Este estudio encontró bacterias E. Coli y organismos que solo se reproducen en el organismo humano, como Enterococos intestinales. "Se deduce pues -prosigue Guillén- que estamos ante una cuestión de riesgo para la salud pública, ya que cabe la posibilidad de que esas aguas vayan a parar al mar en caso de marea alta o temporal. Y también puede darse el caso de que a niños jugando se les caiga una pelota en esas aguas. Después de recuperarla con sus propias manos, pueden fácilmente contaminarse comiendo por ejemplo un bocadillo". Entre los posibles efectos de esta contaminación, añade el concejal de IP, se encuentran diarreas graves, gastroenteritis y otras enfermedades infecciosas".

Los malos olores o la proliferación de mosquitos son otros riesgos de este canal, que también puede suponer "un posible delito medioambiental regulado en el Código Penal. Hemos de tener en cuenta que están absolutamente prohibidos los vertidos incontrolados, sobre todo si las autoridades son conscientes del problema y no hacen nada para solucionarlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook