Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La presión fiscal en la comarca se sitúa un 18,8 % por encima de la media autonómica

Cada vecino de El Camp de Morvedre pagó de media 550 euros en impuestos municipales durante el pasado ejercicio

La presión fiscal en la comarca se sitúa un 18,8 % por encima de la media autonómica

La presión fiscal en la comarca se sitúa un 18,8 % por encima de la media autonómica

Cada vecino de El Camp de Morvedre pagó de media durante 2017 unos 550 euros en impuestos municipales, una cifra que se sitúa un 18,8% por encima del promedio en el conjunto de la Comunitat Valenciana que estuvo en unos 463 euros. Esta mayor presión fiscal se centró básicamente en los impuestos directos que se situaron en 537 euros per cápita en la comarca, un 25,7 % más que los 427 euros que pagaron de media el conjunto de los valencianos. Por el contrario, los residentes en El Camp de Morvedre pagaron en impuestos indirectos un 64,6 % menos; en concreto, 12,5 frente a la media autonómica que fue de 35,4 euros.

Esta son algunas de las conclusiones de los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Hacienda relativos a las liquidaciones de los presupuestos municipales correspondientes al ejercicio 1017. En cualquier caso, aunque la gran mayoría de los municipios de la comarca superan esa media autonómica en impuestos directos las diferencias entre son sustanciales.

En este sentido, Algar lidera el ránking comarcal de este tipo de impuestos que engloban pagos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el impuesto de Actividades, el impuesto sobre vehículos o el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana. En concreto, los vecinos de este municipio de la Baronia pagaron de media el pasado año 1.453 euros per cápita. Le siguen en elevados pagos Torres Torres, con 1.393 euros; Alfara, con 1.001; Canet, con 785; Segart, con 708; Albalat, con 663; Sagunt, con 538; Quartell, con 516; Gilet, con 486, y Estivella, con 469 euros.

El resto de municipios, por el contrario, registraron un nivel de impuestos directos situados por debajo de la media autonómica. Así, los vecinos de Algimia pagaron de media 399 euros, los de Quart 319, los de Benavites 300, en Petrés 259; unos 217 en Benifairó, mientras que Faura, con 206 euros per cápita, fue el municipio con menor presión fiscal directa.

Muy distinta es la situación en la comarca por lo que respecta a los impuestos indirectos, como el que se aplica sobre construcciones, instalaciones y obras. En este caso, todos las poblaciones se sitúan muy por debajo de la media autonómica, siendo Algimia, con cerca de 19 euros, el municipio con mayor recaudación por habitante, seguido de Sagunt, con 15,5 euros; Algar, con 15,9; Torres Torres, con 10; Canet y Quart, con 7; Alfara, con 6; Petrés, con 4,5; Albalat, 3; Benifairó, 1,9; Benavites, 0,7, o Gilet, 0,3.

De hecho, varios de los municipios de la comarca no solo no ingresaron nada el pasado año por este concepto, como Quartell, sino que incluso devolvieron a los vecinos lo recaudado en ejercicios anteriores, en muchos casos dentro de los planes de reactivación económica tras la crisis. Es el caso de Faura y Segart que devolvió 4,1 y 15,7 euros per cápita, aunque el caso más llamativo fue Estivella que reintegró unos 32,6 euros a cada vecino.

En total, los municipios de la comarca ingresaron por impuestos 49,6 millones de euros, de los 48,4 millones fueron a través de impuestos directos y el resto indirectos. Cerca del 73 % de esa cantidad global corresponde a lo recaudado por el Ayuntamiento de Sagunt durante el pasado ejercicio, que ascendió a 35,1 millones en impuestos directos y otro millón más en indirectos.

Compartir el artículo

stats