Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC OO alerta de los problemas de personal en el Consell Agrari

El presidente de la entidad considera que se trata de problemas «coyunturales» ligados a bajas laborales

Agentes de la guardia rural de Sagunt.

Agentes de la guardia rural de Sagunt. tortajada

CC OO ha dado la voz de alarma ante las consecuencias que puede tener para el Consell Agrari de Sagunt los problemas de personal. Lo hace después de que el propio gerente advirtiese en una reunión de la situación complicada que se ha generado tras coger una baja el trabajador encargado, entre otras funciones, de tramitar las nóminas. En este sentido, el sindicato advierten de que se trataba de una baja programada y lamentan que no se hayan tomado medidas, especialmente teniendo en cuenta que, según comentan desde CC OO es probable que este trabajador no se reincorpore ya que podría acogerse a una prejubilación.

Pero este no es el único problema que critica el sindicato. CC OO también critica que no se estén cubriendo los mínimos de personal para los servicios de vigilancia con la bolsa de trabajo ni con horas extras pese a que se dispone de partida presupuestaria para este tipo de operativos. Una situación que, a su juicio, se ha agravado por otra baja laboral que, según señalan, ha provocado algún caso en que un guardia rural ha tenido que salir a patrullar solo con la consiguiente merma tanto del servicio como de la seguridad del agente.

Por último,también critica el proceso de privatización de un servicio de conductores de camiones que se venía utilizando para trabajos de arreglo de caminos. Además de rechazar esta privatización que a su juicio podría haberse evitado modernizando el material, CC OO lamenta que se quiera impulsar un plan de empleo que recolocaría a tres trabajadores afectados en servicios de vigilancia. El sindicato cree que este plan se ha planteado de forma «chapucera», sin garantías de estabilidad para estos trabajadores y sin dotarles de la formación necesaria que, a su juicio, implicaría un proceso de transición de 9 meses.

Por su parte, el presidente del Consell Agrari, Enric Arinyo, rechazaba estas críticas y destacaba que la baja del responsable de gestión es «temporal» y que ya se está buscando una persona que le sustituya este tiempo, ya que el edil descarta que pase en breve a la jubilación. También consideró algo «coyuntural» los posibles problemas con la vigilancia como consecuencia de la baja, asegurando no tener constancia de que agentes hubieran patrullado en solitario.

Por último, Arinyo justificó la recolocación de los tres trabajadores ya que estaban trabajando con maquinaria obsoleta y defendió la fórmula elegida por considerar que con ella «se actúa con rapidez y con garantías para los trabajadores».

Compartir el artículo

stats