Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los autos locos vuelan en Sagunt

La vistosidad y la originalidad de varios coches marcaron la jornada del domingo Los corredores destacaron la buena organización y la seguridad en todo el circuito, que se llenó de seguidores La federación otorgó premios a todos los participantes

Momentos de la entrega de premios.

Momentos de la entrega de premios. Provi Morillas

Decenas de vecinos siguieron muy de cerca el concurso de vehículos de inercia, más conocido como los Autos Locos que se disputó el domingo en Sagunt dentro del programa de las fiestas patronales. Uno del os actos más potentes del fin de semana que gana adeptos en cada edición, puesto que en relación con la cita del año pasado, ésta ha triplicado el número de espectadores.

Cerca de una veintena de coches acudió al concurso, que se dividió en dos categorías. Por un lado, las peñas y por otro, los concursantes externos.

La cita comenzó a las 17.30 con el cambio de ubicación de la salida de los vehículos como gran novedad. En lugar de en la puerta del Castillo, se optó por unos metros más abajo para garantizar una mayor seguridad, un aspecto que fue destacado por la mayor parte de los participantes quienes insistieron en la buena señalización y el aumento de protecciones durante todo el recorrido.

Otros de los aspectos más notables, fue «la buena organización. El remonte fue rápido y los participantes tuvimos que esperar lo mínimo», comentaba uno de los corredores.

Cabe destacar también que este año todos los concursante tuvieron premio, mientras que en ediciones anteriores solos los clasificados y el podio. La diferencia es que este año Sagunt no entraba dentro del circuito de Levante de vehículos de inercia. Sin embargo esto no le restó vistosidad al acto aunque sí participación.

La carrera «fue muy divertida», comentaba uno de los conductores. Entre los participantes pudimos ver algunas caras conocidas del motor como la del corredor de rally Jorge Pradas que utilizó para la ocasión un car tuneado de cuando él tenía 15 años. «Ha estado fenomenal y la organización genial», afirmaba a Levante-EMV el corredor, quien quedó en cuata posición.

La espectacularidad de algunos coches, el ingenio de otros y la velocidad fue los más comentado entre el público asistente que se dispuso a lo largo de todo el recorrido de los vehículos, desde el Castillo hasta la Plaza Mayor donde estaba la meta. Uno de los autos que mas llamó la atención fue el tuneado con un sillón y una lamparita, con televisión incluida que emulaba una salita, un coche que fue premiado por su originalidad.

Tras varias horas de carrera , la concejala de Fiestas, Asun Moll y el concejal de Policía, Enric Ariño fueron los encargados de otorgar los premios a los participantes junto a varios miembros de la junta directiva de la Federación de peñas de Sagunt.

Compartir el artículo

stats