Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Music Port Fest ya piensa en volver

Unas 8.000 personas se dieron cita durante las dos jornadas del festival en el entorno de La Nau

El Music Port Fest ya piensa en volver

El Music Port Fest ya piensa en volver

La primera edición del Music Port Fest ya es historia y sus impulsores se han puesto a trabajar en «los puntos a mejorar» para consolidar esta cita, que reunió durante sus dos intensas jornadas a cerca de 8.000 personas, en el circuito estatal de festivales. Entre los principales argumentos para esta continuidad destacan tanto el escenario, el entorno de La Nau y el Horno Alto, como la variedad de un cartel, en el que, además de destacar nombres como Mala Rodríguez, Kase.O, El Kanka y Corizonas, se dio cabida a las artes visuales y escénicas, así como a la gastronomía.

En la vertiente musical, el rap fue uno de los estilos protagonistas con Mala Rodríguez y Kase.O, que demostraron su maestría con el estreno de Gitanas, el caso de la gaditana, y con el repertorio de El Círculo en el del zaragozano. Otros nombres propios fueron la rumba gamberra de El Kanka, la brillantez del rock fronterizo de Corizonas, el despliegue de energía de Muchachito, la emotiva celebración del aniversario del álbum It's Beautiful, It's Love de Sexy Sadie, el magnetismo de Àngel Stanich, las buenas vibraciones de Green Valley, la socarronería de El Niño de la Hipoteca o la entrega de Nixon.

Proyectos de vanguardia

Además del espacio reservado a las bandas locales y a las músicas, el programa apostó por ofrecer una experiencia «vital y singular a un público activo, consciente y curioso, con ganas de descubrir nuevas propuestas culturales». Con este fin, dos proyectos artísticos y escénicos de vanguardia tomaron el festival, en primer lugar, la compañía Xarxa Teatre, que representó un fragmento de la obra Papers!, y por otro lago el saguntino Vic Pereiró, que desarrolló la intervención RE-, concebida específicamente para el festival en varias plataformas y etapas, con la reconversión industrial como punto de partida y que giraba sobre la capacidad de reinvención de las personas y la memoria de los lugares.

Compartir el artículo

stats