11 de julio de 2018
11.07.2018

La FVMP presenta medidas para prevenir el mosquito tigre

11.07.2018 | 16:18

El mosquito tigre constituye una de las sesenta y cinco especies de mosquitos que se encuentran presentes en nuestro país hasta la fecha. Este mosquito tiene un periodo de actividad muy variable según las condiciones climáticas, y en la Comunidad Valenciana cabe esperar su mayor actividad entre mayo y noviembre. Su hábitat más frecuente es el urbano y periurbano, vinculado a la retención de pequeñas cantidades de agua en los espacios domésticos o colindantes.

Es importante saber que la especie podría encontrarse en el ámbito doméstico, por lo que la participación de la población en la prevención y eliminación de focos de cría en el ámbito doméstico resultaría clave. Por ello, es importante que la ciudadanía conozca la importancia de evitar las pequeñas acumulaciones de agua de manera general en balcones, patios y jardines, con el fin de que no pueda criar el mosquito, y que identifique los potenciales focos de cría que pueda haber en sus domicilios. Para ello habría que vaciar frecuentemente los bebederos de los animales domésticos, evitar acúmulos de agua en pies de sombrilla, pluviómetros, etc. Evitar encharcamientos en cubos, regaderas, juguetes, ceniceros y cualquier recipiente expuesto a la intemperie. También evitar el acúmulo de agua en cobertores como lonas que cubren piscinas y otros elementos del jardín, renovar con frecuencia el agua que se deposita en los platos de las macetas y tapar los bidones de recogida de agua con mosquiteras de 1 mm de malla.

En el ámbito municipal, hay que vigilar los pequeños depósitos donde se acumula el agua (elementos decorativos, estanques€), las redes de saneamiento, con especial atención a los sistemas de riego, entre otros posibles focos de cría.

El control del mosquito con tratamientos biocidas, es decir, que destruyen seres vivos que son perjudiciales para el ser humano, en el entorno urbano requiere la localización previa de estos focos y la aplicación de tratamientos locales en los mismos siguiendo pautas establecidas. Esta tarea debe ser desarrollada por profesionales con capacitación y con los correspondientes permisos para el uso y aplicación de productos biocidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook