28 de julio de 2018
28.07.2018

Buscan al conductor que se dio a la fuga tras embestir a un motorista de Sagunt

El accidente se produjo a unos 60 kilómetros por hora en la V-21 a la altura de El Puig -La víctima sufrió varias heridas y un golpe en la espalda

27.07.2018 | 23:26
Buscan al conductor que se dio a la fuga tras embestir a un motorista de Sagunt

Javi García, vecino de Sagunt y presidente del CD Camp de Morvedre, ha emprendido la búsqueda del conductor que hace unos días se dio a la fuga, tras embestirle con una furgoneta cuando circulaba con su motocicleta por la V-21 a la altura de El Puig.

El accidente tuvo lugar hacia el mediodía, cuando advirtió que un vehículo se le acercaba peligrosamente, «probablemente porque el conductor iba despistado», y redujo la velocidad a los 60 kilómetros por hora, lo que pudo salvarle la vida, aunque no le libró de un fuerte impacto que le provocó múltiples heridas en manos, brazos, piernas y espalda, zona esta última en la que persiste un fuerte dolor que le mantiene de baja laboral.

Pero eso no fue lo peor, ya que, pese a prestarle auxilio en el momento posterior al accidente, el conductor se dio después a la fuga. La víctima narra a Levante-EMV que «después de levantarme, me dijo que nos fuéramos a la siguiente salida, que estaba a unos 600 metros, para arreglar los papeles y llevarme al hospital. Yo iba tan confiado que le dejé la mochila en el coche para empujar a duras penas la moto hasta el desvío y no me fijé en su matrícula».

La sorpresa fue como, al llegar al punto de encuentro, de la furgoneta no había ni rastro, así que tuvo que llamar a emergencias para que le prestaran asistencia médica y la policía de El Puig se hizo cargo de la retirada de la motocicleta, que «ya me han dicho que no merece la pena que la arregle, porque está hundida por detrás y con la transmisión rota, además de los múltiples rascones», añade.

Ya al día siguiente, Javi García presentó la denuncia, donde pudo ofrecer una pequeña descripción del conductor fugado: «Un varón de unos 45 años, de complexión obesa, de unos 1,75 metros de altura, pelo rubio en los laterales y calvo por arriba y vestido con una camiseta azul y unos pantalones cortos grises de trabajo, que iba al volante de un modelo viejo de Renault Kangoo blanca».

Omisión del deber de socorro
Los cargos a los que se enfrenta este hombre son un delito de omisión del deber de socorro y el robo de la mochila, donde guardaba «ropa y diversa documentación, especialmente médica, que no ha sido fácil volver a tener», señala el accidentado. Javi sospecha que al conductor «igual le faltaba algún papel del coche o venía de almorzar, no lo sé, solo quiero que de la cara».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook