07 de enero de 2019
07.01.2019

El arrestado por retener 8 días a su mujer y a sus 4 hijas en el Port ya está en prisión

El hombre, que había aprovechado un anterior permiso penitenciario para no volver a la cárcel, está acusado de detención ilegal, malos tratos y falsedad documental.

07.01.2019 | 12:32
Policía Nacional, ante un coche patrulla, en una imagen de archivo.

Aprovechó un permiso penitenciario para no volver a la cárcel y, hasta el viernes de la semana pasada, retuvo de 8 a 10 días en un piso del Port de Sagunt a su exmujer a y a sus cuatro hijas. Por ello, menos de 24 horas después de su arresto en el Port, ya dormía en la prisión de Picassent, acusado además de detención ilegal, malos tratos y falsedad documental, pues se le conocen 5 identidades distintas.

Su envío a la cárcel fue aprobado por el Juzgado número 4 de Sagunt después de tomar declaración a un hombre de 43 años sobre el que, antes de su detención, también pesaba una segunda orden para entrar en prisión por atentado a agente de la autoridad, según ha podido saber Levante-EMV.

La Policía Local de Sagunt liberó a la mujer y a sus cuatro hijas de 1, 3, 9 y 12 años el pasado viernes por la noche, tal y como informó en exclusiva Levante-EMV. Lo hizo después de que la madre, de 34 años, les pidiera ayuda por teléfono, aprovechando que su exmarido las había dejado solas por primera vez de la vivienda para salir de copas con un amigo, después de haberla obligado con coacciones y amenazas a ir a su casa a Madrid, recoger todos sus enseres y volver al piso del Port, bajo la amenaza de hacerles algo a las pequeñas si no volvía.

La mujer y las niñas habían sido engañadas para llegar hasta el Port de Sagunt pues el exmarido, al parecer, creó un perfil falso en una red social, trabó amistad con ella haciéndose pasar por una víctima de violencia machista y la convenció para ir con sus hijas a pasar unos días en Navidad a su casa del Port.

Allí, todas se encontraron con la desagradable sorpresa de que, en realidad, era él quien las esperaba; un hombre que ya tenía orden de alejamiento sobre ella y que, además las retuvo a todas en el piso, bajo amenazas, entre 8 y 10 días, según relató la mujer a la policía.

Para alivio de ellas, agentes del Cuerpo Nacional de Policía le detuvieron esa madrugada en el paseo marítimo del Port de Sagunt, mientras andaba con un amigo y, a la mañana siguiente fue enviado a prisión tras prestar declaración en el juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook