11 de mayo de 2019
11.05.2019

Abandonan 510 kilos de hachís tras una persecución de 3 kilómetros

La Guardia Civil solo pudo detener a un miembro de la banda que fue sorprendida en Sagunt

10.05.2019 | 22:27
Los fardos de droga intervenidos por la Guardia Civil.

Agentes de la Guardia Civil interceptaron 17 fardos de hachís, con un peso de alrededor de 510 kilos, que estaban ocultos en el maletero de un vehículo que circulaba por Sagunt. En el marco de los dispositivos permanentes para evitar el tráfico de drogas en la provincia de València, sobre las 2 horas de la madrugada se dio el alto a un vehículo, en el que se descubrieron los 17 fardos y al que acompañaba otro coche de apoyo, según informan fuentes de la Benemérita.

Al verse sorprendidos, los sospechosos se dieron a la fuga a gran velocidad en dirección hacia Barcelona, por lo que fue necesario el uso de medios de bloqueo para detener a los dos vehículos pasados unos tres kilómetros. Tras la persecución, los agentes descubrieron que los ocupantes del coche que portaba el hachís lograron escapar, aunque abandonaron las sustancias estupefacientes, y todavía se les busca, mientras que el ocupante del otro vehículo, un hombre de 36 años de nacionalidad francesa, fue detenido.

Las investigaciones siguen abiertas y las diligencias han pasado a disposición del juzgado de instrucción número 2 de Sagunt, después de que la Guardia Civil interviniera los dos vehículos, tres teléfonos móviles, 530 euros en metálico y los 510 kilos de hachís, que hubieran alcanzado un valor en el mercado de 2,8 millones de euros, según el instituto armado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook