25 de junio de 2019
25.06.2019

Sanidad alerta sobre la ola de calor

25.06.2019 | 11:25
Imagen de la playa del Port de Sagunt

Pone en marcha una campaña informativa sobre las prevenciones necesarias para evitar problemas de salud derivados de las temperaturas extremas

La exposición a temperaturas excesivas puede provocar problemas de salud como calambres, deshidratación, insolación o golpes de calor. Para prevenir estos problemas la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha actualizado su programa 'Ola de Calor' con el objetivo de minimizar los efectos negativos que el calor excesivo tiene sobre la salud de la población, especialmente entre los colectivos más vulnerables, como los niños, las personas mayores, las embarazadas o las personas con enfermedades crónicas.

Se trata de un programa preventivo, que se puede consultar a través del enlace www.sp.san.gva.es/calor. En él se informa, tanto a la población general como a los profesionales sanitarios, con la antelación suficiente para que en caso de ola de calor se puedan adoptar las medidas de protección adecuadas. Las zonas de interior son las que mayores temperaturas registrarán durante los próximos días según el informe que proporciona la Fundación Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo.

La Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública también ha presentado una serie de consejos nutricionales que ayudarían a la población a sobrepasar con menor riesgo las altas temperaturas que se darán en la Comunidad Valenciana durante los próximos días. El principal problema para el que propone soluciones es la deshidratación. Para ello aconseja a las personas mayores beber 2 litros de agua diarios, puesto que son más vulnerables a la deshidratación como resultado de una menor sensación de sed, menor eficacia de su función renal y los fármacos que incrementan la pérdida de agua.

Otro consejo frente a la deshidratación orientado a la mayoría de la población es beber 1,5 litros de agua ligeramente fría con zumo de limón, 1'5 cucharadas soperas de azúcar, media cucharadita de sal y media cucharadita de bicarbonato, si no hay contraindicaciones médicas previas.

La Conselleria también informa de los signos de la deshidratación y como detectarlos. Una frecuencia cardiaca rápida, coloración de la piel pálida, agrisada o moteada, notar la boca pegajosa o reseca, entre otros signos, podrían advertir que nuestro cuerpo no está siendo hidratado correctamente. Si estos síntomas derivan en mareos, confusión, letargo o vértigo, pasarían a ser indicadores de deshidratación severa, por lo que el servicio sanitario deberá actuar con carácter de urgencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook