Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unidos en Faura por el Ave Fénix

Un momento del espectáculo.

Un momento del espectáculo. lEVANTE-EMV

El Camp de Morvedre avanza en su consolidación como laboratorio de arte contemporáneo. El espacio de reflexión, creación y propuesta de experimentación en clave de movimiento corporal lanza el proyecto Hort-Art al ámbito internacional. No obstante, esta expresión contempla sus raíces y la necesidad de contar con las semillas y los recursos propios; de ahí que anoche a las 22 horas y a las 23 horas, l'Escoxador de Faura se convirtiera en el escenario perfecto para el espectáculo «Observatori d'Aus».

Una instalación coreográfica que parte del proceso de la vida y la muerte del ave Fénix con la intención de plantear a los participantes la necesidad de reconstrucción de las propias cenizas. «¿Qué puedo hacer antes que acabe el mundo? Ante esta pregunta los intérpretes Pere Bodí y Álvaro Pradas construyen un mundo de trayectorias y posibilidades con su cuerpo y las potencialidades expresivas del mismo que renace y muere a cada instante, transformándose ante el público que vivirá su metamorfosis», apuntó Àlex Guerra en la presentación.

Observatori d'Aus, una serie de acciones físicas se presentó como un ritual de construcción. «La muestra de todo aquello que debo hacer antes de morir. La construcción de la muerte de uno mismo para continuar en vida. Es una danza a la posibilidad de renacer», apuntó el bailarín Bodí.

Por su parte Álvaro Pradas, campeón absoluto nacional de gimnasia rítmica, destacó la importancia de participar en esta creación. «Ante las infinitas catástrofes que nos atemorizan, optamos por continuar adelante. Quizás hemos olvidado morir, o incluso obviamos la posibilidad de construir un mundo mejor para las generaciones futuras; lo verdaderamente cierto es que constantemente olvidamos la importancia de la transformación. Es el proceso de renacer, de continuar viviendo y existiendo el que nos permite avanzar».

Una vez más, Faura abrió las puertas al mundo de la danza contemporánea capaz de mantener un espíritu crítico, creativo y sugerente. «La posibilidad de recuperar mi relación con el mundo de la danza, que me vi obligado a apartar hace años, me ha abierto la posibilidad de renacer, madurar y crecer intentando hacer todo cuanto me gustaría antes del final», añadía el gimnasta de Canet. Observatori d'Aus aúna el concepto de la mirada estática ante el mundo decrépito y la posibilidad de reconstrucción que posibilita el movimiento metafórico del vuelo del Fénix. Danza, literatura, música, referentes clásicos aunados bajo la perspectiva del movimiento; una composición coreográfica del proyecto Fenicòpter que reunió a los amantes del arte en el nuevo espacio escénico de la subcomarca.

Dos pases de un espectáculo que despertó el interés entre los amantes de la cultura, el arte, la danza y la gimnasia rítmica.

Compartir el artículo

stats