Las puertas del Ayuntamiento de Sagunt y la Glorieta fueron anoche el lugar escogido para la convocatoria estatal de «Emergencia Feminista», una concentración que convocó en el municipio la Coordinadora Feminista del Camp de Morvedre.

Bajo el lema de «La nit serà violeta», numerosas personas acudieron a la convocatoria con luces moradas , pancartas y vistiendo de negro, a modo de condena de la violencia machista que se vive a diario en España y otros países.

Según apuntó la portavoz de la Coordinadora Feminista, Lola Sanhermelando, uno de los mensajes clave de la concentración fue la denuncia de que «no se están cumpliendo los acuerdos del pacto de Estado contra la violencia machista» Así pues, las manifestantes reclamaron la necesidad de declarar un estado de emergencia feminista en el país, ya que como indicó Sanhermelando , las mujeres están siendo asesinadas y abusadas, y «es real que nuestras vidas corren peligro».

Además, la portavoz de la coordinadora recuerda que «estamos educadas para que una chica no puede ir sola de noche», y es por ello que la manifestación tuvo lugar al anochecer, precisamente para reivindicar que «queremos que la calle sea un espacio libre para nosotras», terminaba Sanhermelando. El acto reivindicativo y de denuncia tiñó de negro y violeta Sagunt, una ciudad cuyas calles escucharon la voz contra la violencia.