27 de septiembre de 2019
27.09.2019
Inseguridad

El ratero que se ceba con los agricultores

Los labradores de Sagunt y Les Valls llevan más de una veintena de robos en sus coches y temen que se vaya a más

26.09.2019 | 23:47
Zona de naranjos de Sagunt.

Agricultores de Sagunt y algunas zonas de Les Valls están «muy preocupados e incluso con algo de miedo» a la hora de salir al campo debido a los robos que se están registrando en sus vehículos mientras ellos revisan sus huertos. Así lo alertaba a Levante-EMV el presidente de la asociación de agricultores AVA-Ascosa en Sagunt, Francisco Campillo, después de que los casos hayan vuelto a repetirse tras unos meses de relativa tranquilidad.

Los primeros robos de este tipo comenzaron el pasado marzo, siempre con las mismas características: Se aprovechaba que los dueños estaban supervisando los cultivos para robar en el interior de los vehículos prácticamente cualquier cosa, desde carteras con algo de dinero y documentación a bebidas o neveras portátiles.

Aunque en algunos casos los coches estaban incluso abiertos, en otros el ladrón rompía una ventanilla y dejaba tras sí un destrozo casi mayor en muchas ocasiones que el importe sustraído. «El trastorno que te causa es enorme, aunque apenas te quite nada. Porque, de entrada, tienes que dar parte al seguro y llevar a reparar el vehículo. Y eso, cuando no te quita la documentación y te genera más jaleo todavía. Y total para que no coja nada de valor, porque la gente al campo se lleva lo justo», comentaba Campillo.

El presidente de AVA-Ascosa en Sagunt advertía que los robos de este tipo han repuntado «y ya nos están llegando noticias de días en los que hay varios casos». No obstante, el temor es que vuelva a ocurrir como pasó entre mayo y junio, que en un mismo día hubo de 12 a 13 coches afectados.

Habitualmente, el ladrón siempre se mueve por la misma zona: La partida de Montíver y toda esa zona entre Sagunt, Les Valls y Canet d' En Berenguer.

De hecho, aunque el botín que logra es escaso, una persona ya ha sufrido sus acciones en tres ocasiones. Como apuntaba Campillo: «Dos veces que le pasó, le ocurrió tras dejarse el coche abierto pero la tercera lo cerró sin darse cuenta y luego se encontró con todo revuelto y una ventanilla rota, que habitualmente siempre es la lateral trasera».

Tras atar cabos y diversos testimonios, los agricultores sospechan que el autor de los robos es «un hombre corpulento no muy mayor» que se desplaza por los campos a pie; un hecho que tampoco les ayuda a estar tranquilos, pues temen encontrárselo algún día y que todo se complique. Esperemos que esto se quede en los robos y no pase a más, pero nunca se sabe», decía el representante de AVA-Ascosa.

Aunque muchos de estos hechos no han llegado a denunciarse ante la Guardia Civil, desde la Benemérita sí se ha confirmado a este diario que varios casos se están investigando, al haber dado parte sus dueños. «Tenemos claro que al final, un día le cogerán, pero la verdad es que muchos salen al campo con miedo y los que llevan furgonetas o coches viejos optan muchas veces por salir con la documentación y dejarlos sin cerrar. Pero otros van con mejores vehículos y no tienen por qué estar con el temor a que les roben. No hay derecho», decía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook