Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solución en cuatro días a un problema enquistado desde hace años en Sagunt

La finca desvalijada se limpia y se tapia tras la fuga de gas provocada por unos ladrones El Sareb realiza la obra tras la reunión con el alcalde

Solución en cuatro días a un problema  enquistado desde hace años en Sagunt

Solución en cuatro días a un problema enquistado desde hace años en Sagunt

Una solución provisional, pero efectiva. Esto es lo que se ha dado al fin en Sagunt, en cuestión de 4 días, a un problema que estaba enquistado desde hace unos años: La presencia de una finca deshabitada y totalmente desvalijada por los ladrones que este pasado lunes pudo ser todo un peligro, pues unos vándalos que intentaban robar una tubería de cobre provocaron una fuga de gas natural que acabó concentrándose en una finca cercana antes de las 8 de la mañana, cuando muchos de sus vecinos aún dormían.

Después de que Levante-EMV informara en primicia de lo ocurrido y del susto que se llevaron los vecinos, el gobierno local garantizó medidas «cuando antes» para limpiar el inmueble deshabitado y tapiar su entrada. Incluso el alcalde, el socialista Darío Moreno, aseguró que aprovecharía su reunión del día siguiente con responsables del Sareb, el 'banco malo', para abordar específicamente esta cuestión, reclamar una intevención urgente y otra más a medio plazo para volver a sacar al mercado ésta y otras viviendas del Sareb ahora en precario.

Apenas unos días más tarde, ayer mismo se acabó de tapiar la entrada a la problemática finca de la calle Huertos, tal y como llevaban tiempo demandando los vecinos. Los trabajos se realizaron después de la retirada de una gran cantidad de suciedad y todo tipo de deshechos, desde colchones sucios, sanitarios rotos y todo tipo de instalaciones destrozadas pues, pese a que los pisos estaban acabados y amueblados hace años, como nadie vivía en ellos, empezaron a ser blanco de los ladrones y la escalada fue yendo a más, hasta que quedó todo irreconocible, con los electrodomésticos robados, muebles rotos y quemados e incluso marcos, ventanas y sanitarios arrancados; un panorama desolador que sin embargo no impedía que fuera refugio de indigentes, como uno que falleció allí.

Ahora, al final, las tareas de limpieza y para tapiar la puerta han sido realizadas a cargo del Sareb como propietario del edificio, según precisó a este diario la edil de Policía, Natalia Antonino, además de remarcar que desde el Departamento de Sanidad «han estado en contacto con Sareb desde el incidente y realizando la comprobación de los trabajos».

Vecinos de la zona subrayaban ayer a este diario su agradecimiento porque «se haya acabado esta pesadilla, aunque sea momentáneamente» pero pedían medidas para que, en casos así, se actúe antes. «Si hace falta, que se cambien las leyes, pero no hay derecho a lo que ha pasado aquí y la impunidad con la que se han movido los ladrones todos estos años», dicen.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats