30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afección

El temporal obliga a revisar el proyecto de la Senda Blava poco después de iniciarse

El mar se come algunas zonas del viejo asfalto que iba a servir de base para el nuevo sendero entre la playa del Port de Sagunt y la de Canet

Las piedras llegan a la playa de Canet d'En Berenguer

El temporal 'Gloria' ha ocasionado serios daños en el camino peatonal que une las playas del Port de Sagunt y Canet d' En Berenguer, es decir, el trazado que los dos ayuntamientos quieren transformar en el denominado «Sendero Azul o Senda Blava». La bravura del mar le ha hecho avanzar y «comerse» algunas zonas del viejo asfalto que iban a servir de base para la nueva actuación; además, este trazado se ha quedado cubierto de piedras de todos los tamaños.

Esto ha obligado al consistorio de Sagunt a revisar el proyecto que acababa de poner marcha para adecuar el lugar, como han reconocido desde el gobierno local a Levante-EMV. De hecho, los desperfectos provocados por el mar se han producido poco después de que la empresa adjudicataria de las obras comenzara los trabajos preliminares; unas tareas que se iniciaron el pasado diciembre, tras meses de retrasos.

Ahora, la dirección de las obras ya trabaja en valorar cuánto costará seguir adelante con el proyecto aprobado en su día, teniendo en cuenta los desperfectos ocasionados por el temporal de la semana pasada. «La intención es seguir adelante con el proyecto tal y como estaba previsto y, si hay que asumir algún coste adicional, buscar esa financiación. Pero siempre llevándolo a cabo», explicaban desde la alcaldía del Ayuntamiento de Sagunt.

Con la convicción de que esto incrementará el presupuesto aprobado inicialmente, el ayuntamiento ya incluyó el Sendero Azul en el listado de zonas dañadas por el temporal que envió a la Delegación del Gobierno, con tal de poder optar a ayudas estatales. A falta de tener las memorias valoradas detalladas de esos desperfectos, en esa estimación que hizo el consistorio, ya cifraba los destrozos del Sendero Azul en 65.000 euros, en una valoración «donde se ha tirado por lo bajo».

El acondicionamiento de este sendero que va paralelo al mar comenzó a principios del pasado mes de diciembre, por un importe de 229.478 euros (IVA incluido) que incluía tareas de restauración paisajística.

La empresa Pavasal fue la adjudicataria de estos trabajos que tenían prevista una duración de unos 4 meses. Con esta intervención, el Ayuntamiento de Sagunt iba a adecuar un tramo de 745 metros, lo que dejaba pendiente el arreglo de la parte del camino que está en término de Canet d'En Berenguer.

La intención es adecuar el lugar como zona de tránsito de peatones y ciclistas, que cumpla los condicionantes para la declaración de Sendero Azul.

Compartir el artículo

stats