La concejalía de Playas de Sagunt ha descartado cualquier intervención inminente en los «escalones» de piedra que el temporal ha dejado en todo el litoral norte del municipio hasta formar bloques de varias alturas «que implican un desnivel total de más de dos metros», como aseguran desde la asociación de vecinos de Almardà.

El edil responsable de este departamento, Roberto Rovira (EU), afirmaba a Levante-EMV que lo primero que va a hacer es valorar con Costas «qué se puede hacer» y dejaba claro que, en cualquier caso, no se hará ninguna intervención hasta marzo «por si hay más temporales».

Según apuntaba: «Aunque nos permitieran aplanar las piedras, no tiene sentido actuar ahora y que en unas semanas estemos igual. Teniendo en cuenta que estamos en invierno, vamos a esperar al menos hasta marzo pues luego es verdad que ya no podríamos hacerlo hasta verano, debido a las limitaciones que nos pone la conselleria para favorecer la cría de un ave protegida, el chorlitejo patinegro», explicaba.

Imágenes «nunca vistas»

El estado en que ha quedado el litoral norte de Sagunt después del temporal 'Gloria' ha dejado imágenes «nunca vistas» como aseguraban desde la asociación vecinal. En algunos puntos, la acumulación de piedras es tal que ya no se ve el mar desde tierra, como ocurría antes. Además, llaman la atención los desniveles de más de dos metros para bajar a la orilla, de ahí que los vecinos demanden a las administraciones que «actúen».

Aún así, el edil de Playas destacaba que el mismo subdelegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Roberto González, visitó Sagunt tras el temporal «y pudo ver muchos daños, especialmente, en la zona de Cases de Queralt».

Desde el consistorio también se insiste en que la solución a más largo plazo para las playas del norte del término dependerá en última instancia de proyecto que ya ha encargado Costas para regenerar este litoral.