04 de marzo de 2020
04.03.2020
Levante-emv
Consecuencias

El viento se ceba con el patrimonio

El alcalde de Sagunt afirma que los daños en La Nau se añadirán a las obras que la Generalitat empezará en breve

03.03.2020 | 21:10
Daños en la entrada de La Nau.
El viento se ceba con el patrimonio
El viento se ceba con el patrimonio
El viento se ceba con el patrimonio
El viento se ceba con el patrimonio

Las rachas de viento registradas en los últimos dos días en Sagunt han agravado los desperfectos que acumula La Nau después de años cerrada, así como otros elementos del patrimonio comarcal, como el Castillo-Palacio de Albalat dels Tarongers.

Curiosamente, los daños en la antigua nave de Altos Hornos se han producido en su cubierta y en el voladizo instalado en su acceso; dos puntos donde hace más de una década se actuó, cuando la Generalitat impulsó la rehabilitación del lugar como «buque insignia» de la fallida «Ciudad del Teatro».

Los desperfectos, en todo caso, no constituyen «un peligro», según han asegurado al ayuntamiento los técnicos que han revisado la zona. Por ello, su reparación «se incluirá en las obras de rehabilitación que la conselleria tiene previsto empezar de manera inminente», según aseguraba ayer a mediodía el alcalde de Sagunt, Darío Moreno, a preguntas de Levante-EMV. «Había una partida prevista para revisar todos los elementos y yo creo que ahí cabe perfectamente», añadía tras destacar la ausencia de daños personales y que «por ahora» éste es el único daño originado por el viento en el patrimonio local «del que nosotros, al menos, tengamos constancia», decía antes de que las rachas llegaran ayer a los 95 km/hora tras una jornada donde alcanzaron los 129 km/hora; una cifra récord en la ciudad según los datos oficiales de los últimos años.

Este fuerte vendaval también provocó desprendimientos de tejas desde el Palacio de Albalat dels Tarongers a un inmueble colindante. Además, rompió el remate de una chimenea industrial que Algímia d' Alfara tiene protegida a nivel local; dos incidencias que los alcaldes de ambas poblaciones piensan comunicar a la dirección de Patrimonio de la Generalitat «para que actúe», como aseguraban a este diario los alcaldes de las dos poblaciones, Maite Pérez y Ernest Buralla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas