UGT ha hecho un balance sindical de la comarca tras las dos primeras semanas del estado de alerta. Pilar Tarragón, secretario territorial de El Camp de Morvedre, apunta que "no quiero ser alarmista ni negativa", pero advierte de las consecuencias de esta crisis sanitaria, después de comprobar las innumerables consultas que ha recibido la organización desde que estalló la pandemia.

En su repaso a estos 15 días, la dirigente de UGT apunta que "algunas empresas están aprovechando el colapso de la administración para presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y probar suerte, porque no está justificado. También nos preocupan los despidos enmascarados como fin del contrato temporal que son más baratos y pueden ser ilegales".

Otro fenómeno detectado es que, mientras las grandes industrias cuentan con fuertes comités de empresa, el resto "en muchos casos desconoce la legislación, tanto por parte de los trabajadores como de la dirección", así que "estamos para ayudarles cuando vean que algo no es correcto".

Tarragón presenta casos que se están dando en los últimos días, como "las compañeras de una empresa de atención y cuidado de personas mayores a domicilio se quejaban por la falta de guantes y porque les obligaban a trabajar sin protección"; las empleadas de "almacenes de un municipio de la comarca no cumplían la distancia de seguridad; trabajadoras que limpian oficinas, bancos y otras empresas sin medidas de seguridad y con jornadas ampliadas"; o personal de limpieza de espacios públicos y recogida de basura, que "tuvieron que escuchar a sus jefes, que, si querían medidas de seguridad, se las comprasen", además de "no limitar la ocupación de los vehículos a una persona ni evitar las aglomeraciones al principio y final de la jornada".

La secretaria territorial de UGT también muestra su preocupación por "mucho personal fijo discontinuo, al que le tocaba trabajar, pero no ha sido incluido en los mismos mecanismos temporales que el resto de la plantilla". Las "vacaciones ilegales", los "despidos injustificados", los "contratos temporales finalizados, especialmente en la hostelería, el comercio y la construcción", práctica esta última que ya ha provocado una denuncia a una empresa temporal de empleo por hacerlo "de forma masiva e injustificada", son más situaciones generadas en todos los ámbitos durante los últimos días.

Tarragón tambien se acuerda de "muchos autónomos que cerrarán sus negocios" o que todavía trabajan pero "nos llaman alarmados porque no pueden comprar las medidas de seguridad necesarias". En cuanto al personal de la sanidad, la sindicalista apunta que "se tiene que lavar la ropa de trabajo en casa o solo dispone de una mascarilla para todo el día".

Desde UGT piden a sus delegados que negocien con sus empresas para que "la clase trabajadora no vuelva a ser la que más pierde con la crisis". Con este objetivo, "estaremos vigilantes", concluye la secretario territorial de UGT-PV en El Camp de Morvedre, entre otras comarrcas.