07 de abril de 2020
07.04.2020
Levante-emv

CC OO y UGT anuncian acciones contra el ERTE en ArcelorMittal

Los dos sindicatos intentarán que el Gobierno rechace un documento que deja al 70% el salario bruto

07.04.2020 | 12:53
Vista de ArcelorMittal

CC OO y UGT han rechazado el ERTE de fuerza mayor que hoy mismo tenía previsto presentar AcrelorMittal a la representación legal de los diferentes Centros de Trabajo, con fecha de efecto de aplicación desde hoy mismo.Igualmente, han mostrado su malestar por el ERTE por causas objetivas que se pretende aplicr una vez terminada la vigencia del primero.

En reunión celebrada ayer, vía Skype, la Dirección de la Empresa confirmó su intención de optarpor esa vía y aplicaro a toda la plantilla, así como el inicio de la negociación de un ERTE por causas objetivas.

Según CC OO, la empresa se queja de que, en España, el Gobierno complementa mucho menos que otros países europeos, dado que se limita a una exención del 75 % de las cotizaciones a la Seguridad Social y una prestación por desempleo muy reducida, por lo que se ven "obligados" a reducir drásticamente las condiciones del ERTE en vigor, que si aplicarían a personal que está a la espera de alcanzar la edad legal para acceder a la prejubilación por Contrato Relevo.

Como apunta el sindicado, "entre las causas motivadoras alegadas por la Empresa con la que pretenden justificar semejante tropelía estarían la situación de Pandemia, la ausencia de personal afectada por el coronavirus, la falta de suministros, la restricción de movimientos a personas y mercancías, y la caída de la cartera de pedidos, que provoca que algunas instalaciones estén a menos del 50 % y que se pierdan decenas de millones de Euros".

Además, afirma que la empresa pretende aplicar el ERTE por Causa de Fuerza Mayor con la misma flexibilidad que el que ha venido utilizando hasta ahora y estaría vigente mientras dure el actual estado de alarma. "La Empresa ofrece complementar la prestación por desempleo, garantizando el 70 % del salario bruto, si bien en este caso, se perdería la parte proporcional de las pagas extras y no se generarían días de vacaciones, por lo que la pérdida real podría ascender a unos 600 euros por trabajador/a al mes", afirman.

Desde CC.OO. creen que la medida "es una auténtica aberración, que perjudica gravemente a la plantilla, a la vez que supone un ejercicio de cinismo e hipocresía por parte de la Dirección de la Empresa, que además de intentar hacer caja con nuestra salud, poniendo en grave riesgo a nuestras familias, pretende hacer ahora una descomunal quita económica, con la excusa de la situación de pandemia global que sufrimos, lo que nos parece de una bajeza moral insoportable". Así, afirma, "con independencia de emitir informe contrario a este ERTE, para lograr que el Ministerio de Trabajo no lo autorice, promoveremos las acciones sindicales que sean necesarias para su retirada inmediata, para lo cual trasladaremos las propuestas pertinentes en los diferentes Comités de Empresa".

Desde CC.OO. piensan que la actitud de la Empresa "dinamita el Diálogo Social y deja claro, que la Plantilla es la menor de las preocupaciones para la Dirección de la misma, lo que nos aboca irremediablemente a combatir con total contundencia esta despreciable forma de actuar y que perjudica, aún más si cabe, las condiciones salariales y laborales del conjunto de los trabajadores y trabajadoras".

UGT también ha rechazado las condiciones del ERTE de fuerza mayor, que son del 70% salario bruto (no quedarían a salvo ni vacaciones ni pagas extras ). "Esta sección sindical se opone frontalmente a esta decisión y hará todas las acciones jurídicas que estime oportunas para intentar que dicho ERTE sea desestimado por la autoridad competente. Porque entendemos que única y exclusivamente obedece a criterios de ahorro de costes, y no la intención de salvaguardar la salud de sus trabajadores, porque lo hubiera hecho desde el primer día mandando a todos sus trabajadores para casa y no haciéndoles ir a trabajar hasta que por razones de mercado o organizativas le interesó" dicen.

A su juicio, "lo único que quiere esta dirección es sacar rédito económico de la desgracia humanitaria que está sufriendo el país, sesgando un montón de vidas humanas. A eso sólo se le puede poner el nombre de usurero y miserable, queriendose aprovechar de la desgracia de todo un país para meterles la mano en el bolsillo de sus trabajadores y quererles empeorar las condiciones de un ERTE acordado desde 2009 que cuando ha hecho falta se ha recurrido al mismo con la aportación de los trabajadores de su desempleo".

Para UGT, por todo eso "es mucho más difícil entender una decisión de este calado y unilateral. También en la reunión tenida ayer a la tarde informa su intención de formalizar una mesa para el periodo de consultas de un nuevo ERTE para el resto de 2020, de lo cual iremos informado cuando se vaya produciendo las diferentes reuniones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook