Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica

Canet investiga otro "pelotazo urbanístico" de hace 12 años

El ayuntamiento vendió por 270.000 euros una parcela valorada en cerca de 6 millones

Canet investiga otro "pelotazo urbanístico" de hace 12 años

Canet investiga otro "pelotazo urbanístico" de hace 12 años

La gestión urbanística del Ayuntamiento de Canet d'En Berenguer en la época previa al estallido de la burbuja inmobiliaria ha vuelto a quedar en entredicho, después de que se haya destapado otro «pelotazo». Así califica el concejal Joaquín Rambla -de la Agrupación Canet- la venta en 2008 por 270.000 euros de una parcela de propiedad municipal en el núcleo de la playa, donde se construyó y llegó a funcionar durante varios años una residencia de mayores.

El edil señala que «la enajenación de estos terrenos con una edificabilidad de 8.825,37 metros cuadrados/techo se formalizó por un precio de 30,6 euros por m2/t, cuando en esos años se pagaba en esta zona alrededor de 1.000 euros, es decir, en el peor de los casos, esta propiedad tenía un valor aproximado de entre 6 y 7 millones de euros».

Por este motivo y aprovechando que un reciente pleno de Canet dio luz verde al cambio de calificación de este suelo para que deje de ser dotacional para ser terciaria, su formación presentó una propuesta aprobada por mayoría en la que se instaba a trasladar este expediente a los servicios jurídicos municipales como paso previo a presentarlo en la Fiscalía en el caso de que se detecten irregularidades y puedan ser depuradas, pese al paso de los años.

A raíz de la presentación de este punto en el orden del día, Rambla reclamó más información al actual gobierno local, que le fue transmitida en una reunión presidida por el alcalde, Pere Antoni. Tras ese encuentro, el edil de la Agrupación Canet apunta que «todo el procedimiento estuvo envuelto de muchas y graves irregularidades, que provocaron un grave perjuicio al ayuntamiento y al municipio».

Cronología

La historia de esta parcela arranca en 2002, cuando el consistorio se hizo con su propiedad en virtud de una reparcelación de un sector del núcleo de la playa. Poco después, Canet convocó un concurso para adjudicar el derecho de superficie, que fue concedido a una empresa a cambio del pago inicial de algo más de 6.000 euros, que se completaría con un canon anual por esta misma cantidad, más el correspondiente IPC, durante los 75 años de la concesión.

Sin embargo y según denuncia Rambla, poco después esta empresa transmitió los derechos de superficie a otra firma por 880.000 euros, «sin que el ayuntamiento ingresara ni un euro». Posteriormente, fue cuando el ayuntamiento vendió la parcela por una precio muy inferior al de mercado a esta misma segunda empresa, que fue víctima de la crisis inmobiliaria de tal forma que acabó en manos de un banco.

Por su parte, el actual alcalde de Canet, Pere Antoni, reconoce que en todo este proceso «hay cosas que llaman mucho la atención, aunque no estamos ahora en esa guerra, sino en regularizar la situación de la parcela. En cualquier caso, si hay responsabilidades, las depuraremos».

Compartir el artículo

stats