30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

Albalat urge al Consell a actuar en el Palacio tras los desprendimientos

El ayuntamiento ha solicitado una reunión con Patrimonio dado el estado de abandono del BIC

Albalat urge al Consell a actuar en el Palacio tras los desprendimientos

Albalat urge al Consell a actuar en el Palacio tras los desprendimientos

Albalat dels Tarongers urge a la conselleria de Patrimonio a que actúe en la Casa -Palacio del municipio. El «importante deterioro» que padece este inmueble, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), ha llevado al ayuntamiento a solicitar una reunión de urgencia con la administración autonómica para dar solución a este «grave problema», según adelanta la alcaldesa, Maite Pérez

Según la mandataria, el Palacio necesita un intervención inmediata, dado el «riesgo» que supone para los vecinos su mal estado. «La caída de cascotes es constante. No es la primera vez que estos han dañado los coches que están aparcados junto al inmueble y algún día en lugar de un vehículo puede ser una persona», lamentaba Pérez.

La situación de este palacio ya se puso de manifiesto el pasado mes de marzo tras los fuertes vientos que azotaron la comarca y que provocaron la caída de varias de sus tejas, que perjudicaron a uno de los bajos colindantes.

Ante lo ocurrido, la alcaldesa ya solicitó un encuentro con Patrimonio para abordar el tema, reunión que tuvo que retrasarse a causa de la pandemia por lo que «esperamos pueda celebrarse ahora en el mes de septiembre».

El objetivo es que «Patrimonio intervenga. Nosotros creemos que al ser un BIC es la conselleria la que tiene que actuar, pese a tratarse de una propiedad privada». Pérez deja claro que el ayuntamiento no tiene capacidad para comprar el Palacio ni tampoco para mantenerlo, por lo que «algo hay que hacer para evitar un mayor abandono», afirma.

La construcción de la Casa- Palacio de Albalat data del siglo XIV, aunque se sostiene que se levantó sobre construcciones más antiguos tras encontrar en ella evidentes vestigios romanos. Este monumento es una de las representaciones mejor conservadas de la arquitectura palaciega gótica en El Camp de Morvedre.

Lo que también es conocido como el Castillo, al tratarse de una casa señorial fortificada, consta de tres plantas, con todas las dependencias de una casa noble, con caballerizas, salón noble y habitaciones. También se encuentra en ella el antiguo calabozo municipal.

Este inmueble, propiedad de la familia Baixauli desde 1897, preside la entrada a la población. Se trata de un edificio de gran belleza en el que destacan sus imponentes almenas, así como sus ventanas de arcos ojivales y sus puertas de medio punto.

Seis millones

La pasada corporación municipal, con Filibert Prats como alcalde, realizó una oferta de compra a la familia de 1,2 millones de euros, después de que un informe técnico arrojara un valor del inmueble de más de tres millones a los que habría que añadir el gasto de su restauración. Sin embargo, la oferta fue descartada, ya que la familia en aquel momento solicitó por el palacio cerca de seis millones, cantidad «inaccesible para el ayuntamiento», declaró el alcalde a Levante-EMV en aquel momento.

En la actualidad, la alcaldesa ha descartado adquirirla con fondos municipales, «es imposible» y apela a la conselleria de Patrimonio para que intervenga.

Compartir el artículo

stats