Las instalaciones deportivas de Sagunt han recibido una inyección de 1,1 millones de euros en poco menos de año y medio que estn permitiendo eliminar viejas deficiencias, acometer reformas, obras de mantenimiento y algunas compras.

El alcalde de Sagunt, Darío Moreno, y el concejal de Deportes, Javier Raro, visitaron ayer las obras que se están llevando a cabo en diferentes recintos. Estas intervenciones, que forman parte del Plan de Empleo para fomentar la empleabilidad en la ciudad a través de empresas locales, se suman a otras de diverso tipo que dejan 1.125.000 euros invertidos desde junio de 2019, según puntualizaba a Levante-EMV el edil Javier Raro. De esa cantidad, 325 000 proviene indirectamente del propio Plan de Empleo y 800 000 del presupuesto municipal.

Entre las obras que han visitado están as que se están llevando a cabo en la Casa de la Juventud o en los polideportivos René Marigil, internúcleos o José Veral.

El concejal de Deportes, Javier Raro, ha destacado que esta multitud de intervenciones «nos permitirá tener unas instalaciones deportivas optimizadas al máximo y con el mayor rendimiento posible para que los y las deportistas y los clubes de nuestra ciudad puedan disfrutarlas en las mejores condiciones». Además, con estas obras «también hemos fomentado la activación del empleo local».

El alcalde, Darío Moreno, ha insistido en este aspecto y ha recordado que estas obras se enmarcan en el Plan Estratégico de Deportes «en el que vamos a seguir trabajando para tener unas instalaciones deportivas que sean un referente nacional».

En la Casa de la Juventud se ha impermeabilizado la cubierta del pabellón, se han reparado los canales de recogida de agua, se ha cambiado el sistema de llenado de la piscina, se ha sustituido la grifería de las duchas o se ha cambiado los dos quemadores de las calderas, entre otras actuaciones.

En el polideportivo René Marigil se han reformado los vestuarios, se han sustituido luminarias y se han colocado nuevas barandillas en las gradas y se ha instalado hormigón en el exterior del trinquete, entre otras mejoras.

Renovaciones

El polideportivo municipal de internúcleos también ha acogido varias obras. En las pistas, entre otras intervenciones, se ha llevado a cabo un rebajado de la tierra interior del campo de lanzamiento y se ha instalado un nuevo sistema de riego, se han reparado los soportes de los postes de salto y se ha plantado arbolado. En los vestuarios se ha cambiado el quemador de la caldera y se han reparado las puertas y en el gimnasio se ha cambiado el portón, entre otras obras. En la piscina se ha cambiado el mostrador de la entrada, se han reparado todas las puertas así como los cuatro lados de la fachada y la cubierta y se ha instalado un circuito de vigilancia.

En el pabellón se han instalado extractores, se ha impermeabilizado y cubierto la entrada principal, se han cambiado las dos puertas de entrada, se han sustituido los tensores de la cubierta y se han reparado los ventanales y también las placas fotovoltaicas. La próxima semana comenzará la instalación de ventiladores.

En el pabellón del polideportivo José Veral se han reformado los vestuarios y los baños, se han sustituido banquillos de las gradas y se han reparado puertas y se está realizando la obra de desagües del cuarto de máquinas, así como de la acera exterior donde se instalarán bancos y una zona para aparcar patines.

Mejoras entodos los campos de fútbol de la ciudad

Los diferentes campos de fútbol de la ciudad también han mejorado desde junio de 2019 gracias a pequeñas obras de mantenimiento, al margen de limpiezas y desbroces. Por ejemplo, en el campo del barrio Biensa se ha reforzado el vallado exterior de la portería, se ha colocado aire acondicionado o se ha instalado una caseta de control de riego. En el de Xulla se han reformado las duchas y el suelo de los vestuarios, se han reparado las puertas e instalado un sistema de vigilancia mediante cámaras que también se ha puesto en la pista canina adyacente y en el estadio del Saguntino, además de hacer otras mejoras. En el de Baladre se han instalado porterías de rugby, se ha derribado el antiguo bar y los baños, se ha reformado la entrada principal y la puerta de acceso. En el Fornás, se ha reparado el sistema de riego, se han instalado banquillos de fútbol 7 y en el de San Francisco de Borja se ha reparado el terreno y cambiado los calentadores, entre otras reformas.