Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Baronia insta a frenar el deterioro del acueducto dels Arcs de Estivella

El pleno de la Mancomunitat reclama a la Confederación Hidrográfica y a la Sèquia Major que actúen como responsables de su abandono

Vista del acueducto dels Arcs en la actual situación de abandono. | DANI TORTAJADA

Vista del acueducto dels Arcs en la actual situación de abandono. | DANI TORTAJADA

El pleno de la Mancomunitat de la Baronia puso ayer de manifiesto el «acelerado deterioro» en el que se encuentra el acueducto dels Arcs, en Estivella. Una de las más destacadas construcciones hidráulicas de El Camp de Morvedre, que forma parte de la Sèquia Major de Sagunt y se extiende por toda la subcomarca, desde Algar de Palància hasta Sagunt.

A través de una moción, que obtuvo un importante respaldo de todos los municipios miembros, la Mancomunitat defendió la conservación de este elemento patrimonial que «identifica la historia económica y social de la comarca», se anota.

El pleno solicita tanto a la Confederación Hidrográfica del Júcar como a la Sèquia Major de Sagunt, entidades implicadas en la preservación de este bien que «emprendan las acciones necesarias para frenar su deterioro y hacer posible su restauración».

El objetivo de esta petición es «dotar a Els Arcs de la protección y la dignidad que se merecen», recoge el texto. Para ello proponen la colaboración y la coordinación con los municipios, mediante «la aportación de los datos históricos y de la información que contienen los archivos municipales para que la actuación sea más provechosa y efectiva», dice el documento.

La moción describe la situación tan lamentable que rodea a este bien patrimonial cuya última reconstrucción se ha datado en 1581. Sin embargo, los asentamientos en la zona son muy antiguos, hecho que ha quedado demostrado tras el descubrimiento de restos de época romana, restos de villas romanas del siglo I d.C. y también fragmentos de cerámica ibérica.

El texto señala a la Sèquia Major y a la CHJ como los principales responsables de la situación de «abandono» en la que se encuentra el acueducto. La primera como benefactora del transporte hidráulico y la segunda como responsable de las construcciones que se encuentran en el lecho del río. Cabe recordar que els Arcs permiten reconducir el agua sobre la cama del Palància y que sean regadas las tierras de ambos lados del río, por lo que a ambas se las señala como responsable de la correcta conservación de estos. Tanto a la Sèquia como a la CHJ son acusadas de «de no hacer nada para evitar su deterioro, pese a la importancia del monumento y ser entidades implicadas en su conservación. Hasta ahora, no han realizado actuaciones visibles que demuestren que tienen en cuenta la importancia dels Arcs», se anota literalmente en el texto, en el que se lamentan la falta de competencia de la mancomunitat para poder resolver el problema.

Desde la entidad insisten en que se tiene que pensar que, además de un valor utilitario, tiene uno histórico y artístico. «Queda poco de tiempo pero aún el suficiente para dignificarlo. Después solo podremos apenarnos de su destrucción producida por la desidia de los organismos que lo podrían haber evitado».

El acueducto está formado por doce arcos de diferentes estilos: de medio punto, rebajado y apuntado. Los primeros cuatro, situados a la banda izquierda del Palància son rebajados y se ubican fuera de la cama. Seguidamente se encuentra uno de medio punto mientras que la parte central del acueducto la constituyen seis arcos apuntados que se caracterizan por el uso de sillares unidos con argamasa.

La vegetación y la caída de elementos dañan el monumento

Entre los daños más visibles que padece el acueducto de «Els Arcs» de Estivella está la caída de varios elementos y la desaparición de algunos tajamares que aumentan la erosión de la base del monumento . Por otro lado, desde la Mancomunitat de la Baronia se denuncia la importante vegetación que ciega parte de los arcos, ademas de los imponentes arbustos crecidos entre los sillares. Estos son «los elementos más visibles de una agonía que, si no la tratan las administraciones competentes, acabará por asolar el monumento», advierten y lamentan desde la Mancomunitat.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats