El ascenso del coronavirus ha hecho que El Camp de Morvedre lleve ya una veintena de brotes contabilizados por la Conselleria de Sanitat en los 16 días que llevamos del mes de noviembre.

Los últimos se han registrado en Sagunt este fin de semana y, como la mayoría de los registrados en la ciudad, todos son de tipo social.

El primero se divulgó el pasado sábado y afectó a tres personas. Con él, se elevan a 7 los brotes detectados en la comarca solo la semana pasada y, de todos, el que mayor alcance tuvo fue uno social que dejó 6 contagios en Sagunt, seguido de otros dos con 4 afectados cada uno, uno laboral en Estivella y el segundo de origen social en la capital comarcal.

A estos se les sumaron otros dos brotes contabilizados ayer en Sagunt con un total de nueve contagiados de tipo social, uno con tres y otro con seis.

A la espera de la actualización de datos por parte de la Conselleria de Sagunt, la capital comarcal cerró la semana pasada con 154 casos confirmados por pruebas PCR durante las dos últimas semanas, lo que dejaba en 882 los contagios desde el inicio de la pandemia, mientras la cifra de fallecidos era de 19 personas.

En el otro lado de la balanza se mantenía ayer Segart, con cero contagios registrados pese a la cuarentena preventiva que hicieron numerosos vecinos por un caso relacionado con un establecimiento de la localidad.

Tres días sin misaen Canet por un positivo en covid

La iglesia de Canet d’ En Berenguer va a estar tres días sin misa debido a que el párroco, Manuel Ortí, estará como mínimo hasta este miércoles en cuarentena preventiva al haber dado positivo en coronavirus una persona de su entorno. El propio sacerdote confirmó este extremo a Levante-EMV y aseguró que ayer mismo le hicieron una prueba PCR para confirmar si está contagiado o no. «Este miércoles se cumplirán 10 días desde mi último contacto con esa persona. Por tanto, mi médico me ha dicho que, si doy negativo, el jueves podría reanudar mi actividad y, por tanto, las misas», explicaba además de precisar que otros sacerdotes pudieron oficiar las misas del pasado fin de semana e intentarán volverlo a hacer en caso de que diera positivo.