Las II Jornadas de Innovación UJI-Empresas organizadas por el Ayuntamiento de Sagunt y la Universitat Jaume I de Castelló contó ayer con la participación de nueve empresas y 18 grupos de investigación. Con la innovación y la tecnología como instrumentos clave para salir de la actual crisis, el encuentro sirvió para dar respuestas en el reto de la I+D+i y las opciones de colaboración.

El alcalde, Darío Moreno, y el vicerrector adjunto de Transferencia, Innovación y Emprendimiento, David Cabedo, inauguraron la jornada, que siguió de forma telemática con ponencias y exposiciones de casos de éxito. El socialista apuntó sobre iniciativas como ésta que «hay tres partes ganadoras. Por un lado las administraciones que queremos promover un entorno económico competitivo hasta en las situaciones más complicadas. Por otro, las empresas que buscan soluciones a problemas que tienen y que puedan ayudarles a tener una ventaja competitiva el día de mañana, y finalmente la universidad ya que es esencial que conozca las diferentes problemáticas que se dan en el tejido empresarial para centrar sus recursos de investigación en estos aspectos».

Mientras, Cabedo apuntó que en tiempos de pandemia «también se pueden hacer cosas importantes y continuar innovando, ya que la innovación es muy importante para superar esta etapa tan difícil». Además, reconoció su deseo de que esta jornada no sea aislada, sino el principio de unas relaciones que mejoren tanto el entorno empresarial como la investigación en la Universidad.

Estas jornadas se enmarcan dentro del proyecto Antenas de Transferencia de Conocimiento, llevado a cabo por la Fundación General de la Universitat Jaume I, responsable de la gestión de Espaitec, Parque Científico y Tecnológico de la UJI, y financiado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), a través del convenio de Impulso de la Transferencia de Conocimiento y Tecnología.